domingo, 4 de septiembre de 2011

¿HACIA DÓNDE VAMOS? (4)


¿Hacia dónde vamos? (1), (2), (3):

Tenemos tres marcadores temporales. A saber:

*(1) Último viaje del Atlantis – 8 al 21 de julio.
*(2) Impacto cometa en ‘Deep Impact’ – 16 de agosto.
*(3) Tormenta solar final en ‘Señales del Futuro’ – 19 de octubre.

Los tres forman, en principio, una secuencia temporal cargada de simbolismo y sincronismo.
Vimos que en la película ‘2012’, el protagonista ha escrito una novela (‘Adiós, Atlantis’) que alude al final del Sistema de Control. ‘Atlantis’, más allá de ser el nombre del transbordador de NASA que acabó su última misión en julio pasado, evoca a una mitológica civilización que vive sus últimos días en medio de una altísima tecnología que ha deshumanizado al hombre. O sea, nosotros. De hecho, inmediatamente después del primer marcador, el 21 de julio, se declara oficialmente la Crisis Alimentaria en el Cuerno de África (http://alturl.com/vps7s).
Vimos la coincidencia entre la estancia de los protagonistas de ‘2012’ en el Parque de Yellowstone, y el derrame de petróleo que sucedió en dicho espacio el pasado 1 de julio, sólo una semana antes del despegue del ‘Atlantis’.
El segundo marcador temporal (16 de agosto, ‘Deep Impact’ Day) llega al poco de la entrada de Elenin en la órbita terrestre, el 3 de agosto. Sólo un día antes, la apocalíptica canción ‘London Calling’ se presenta como recordatorio publicitario oficial de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.
Londres llamando a los infiernos (…) La edad de hielo está llegando (…) Londres llama a los zombies de la muerte’. Sin duda, la canción más apropiada para los tiempos que corren.
Únicamente cuatro días después de que la olímpica canción comience a sonar, estallan los disturbios en diferentes ciudades de Reino Unido, comenzando por Londres (6 de agosto).
Apenas nos percatamos de los acontecimientos. Todo va demasiado deprisa. Lejano queda en la memoria que el mismo 2 de agosto expiraba el plazo para que el Congreso USA llegase a un acuerdo sobre el techo económico que evitase la caída al abismo. Un día después, Elenin atraviesa la órbita terrestre. Y casi al mismo tiempo, la actividad solar va en aumento (http://alturl.com/5sb2x)
En la ficción, en la película ‘Deep Impact’ (DI), el 16 de agosto es la jornada del impacto del cometa; ahí tenemos al segundo marcador. Así comenzaba la película, con la observación de los cielos, en el preciso instante en que Leo, un chaval, descubre el cometa:
Curiosamente, sólo una semana después (23 de agosto), en la realidad, un terremoto de magnitud 5.9 sacude Virginia… cerca de Richmond. Se trató del mayor en el estado de Virginia desde 1897.
DI está basada en la novela de Arthur C. Clarke ‘El Martillo de Dios’. Precisamente en la anterior entrega de ‘¿Hacia dónde vamos?’ (http://alturl.com/osg4y) mencioné otra de las obras de este autor (‘Encuentro con Rama’), y sus semejanzas con todo lo que actualmente envuelve al cometa Elenin. Añadí que Morgan Freeman, intérprete del presidente estadounidense en DI, era propietario de una productora (Revelations) que tiene en proyecto la adaptación cinematográfica de dicha obra de Clarke.
A partir del segundo marcador (16 de agosto, ‘Deep Impact’ Day) tenemos noticias de esas que pasan desapercibidas, pero que van creando un preocupante escenario futuro. El 18 de agosto supimos que Irán abandonaba el dólar USA para sus ventas de petróleo: (http://alturl.com/29om2)
Se trata de un motivo más (unido a la crisis creada en Siria, y a los objetivos a cumplir en Pakistán http://alturl.com/hbvih) para poner a Irán contra las cuerdas.
Oriente Medio se calienta por momentos. Tensiones entre palestinos e israelíes que vuelven a emerger hace unas semanas; paralelamente, tensión entre Egipto e Israel. El sábado 3 de septiembre, Turquía endurecía su posición frente a Israel (http://alturl.com/rgm89).
Sólo tres días después del segundo marcador temporal (16 de agosto), Elenin se rompe (http://alturl.com/e5bs3). Podría ser que como motivo del impacto de los vientos solares de una tormenta.
El 23 de ese mes de agosto, terremoto 5.9 en Virginia (EEUU). 27 de agosto, primera evacuación masiva (1/4 de millón) de la ciudad de Nueva York, en previsión del paso del Huracán Irene.
Paralelamente, en España, visita de uno de los jerarcas más oscuros de nuestro tiempo: Benedicto XVI. Aquí, un repaso a algunos de sus escándalos:
Vaticano funcionando como paraíso fiscal: http://alturl.com/akk5f  
Vaticano no suscribe convenciones derechos humanos: http://alturl.com/wagmp
Irlanda y los escándalos sexuales vaticanos: http://alturl.com/y3ixo
Vaticano conocía violaciones a monjas por misioneros: http://alturl.com/22fmu
Vaticano combatió encubiertamente a la izquierda en Latinoamérica: http://alturl.com/cyjsm
Vaticano protegió a sus criminales en EEUU: http://alturl.com/yzufy
Directriz vaticana para proteger a sus criminales: http://alturl.com/v2id9
Si el lector está interesado en conocer sobre qué se esconde tras la supuesta Virgen que se aparece acá y allá, y los propósitos de las entidades que están detrás, aquí tiene algunos post que he dedicado a ese respecto:
Ratzinger visita Madrid en modo promoción, como una Lady Gaga más. A eso y a realizar un ritual masivo…
El 20 de agosto se reunió en ‘Cuatro Vientos’ con unos dos millones de personas, en plan vigilia, con intención de realizar el sacramento (ritual) de la comunión. El escenario, con un coste de un millón de euros, tiene forma de iceberg, por voluntad expresa del arquitecto, Ignacio Vicens.
La reunión en Cuatro Vientos se vio afectada por una tormenta que impidió que el ritual se llevase a cabo como estaba previsto. No se realizó el acto de la comunión propiamente dicho, así que hubo de hacerse espiritualmente, sin posibilidad de repartirse las 600 mil hostias que allí tenían y quedaron inservibles a causa de la lluvia.
No fue lo único que ocurrió a un nivel simbólico… el pontífice, justo cuando se estaban pronunciando unas palabras cruciales, vio como el viento y la lluvia se llevaban su sobrerito, llamado ‘solideo’, un accesorio litúrgico que significa ‘sólo ante Dios’, o sea, que sólo se lo quita ante Dios… Y llegaron la lluvia y el viento:

No hay comentarios: