jueves, 29 de septiembre de 2011

CHICOS: EL MAL NO EXISTE

Recientemente, el periodista Pepe Escobar ha publicado un artículo (http://alturl.com/4a927) acerca del creciente belicismo (¿más? Sí, más) que sufre nuestro mundo. Se llama 'La era de la Señora Muerte', y en él se nos dice que "por cada 'terrorista' muerto, 'también han muerto 10 civiles'. Cálculos más realistas apuntan a unos 15 civiles muertos por cada 'terrorista' que muerde el polvo'. Andaba, pues, leyendo el artículo de Escobar y pensé en lo interesante que sería reproducirlo en mi blog, pues nunca viene mal que nos cuenten verdades de esas que no salen en los grandes medios.
Sin embargo, un pensamiento nació en mí al ver la imagen de cabecera del artículo.
¿Qué importancia puede tener una información así para quienes leen este blog? Imaginé que los lectores, cansados de ver como, en efecto, la Señora Muerte campa a sus anchas por casi todo el mundo, se cansarían también de ver lo evidente, lo que es tan habitual que lo hemos creído natural de nuestra existencia.
Pero luego pensé también en aquellos otros que dicen que de 'Era de la Señora Muerte' nada de nada, que lo que viene pronto, muy pronto, es todo color de rosa, pues el mal no existe, sino los errores, y que hay que ser permisivos con quienes cometen mal (quiero decir errores, el mal no existe), y que no somos nadie para juzgar los errores (el mal) de otros, sino perdonar, perdonar, mucho amor incondicional y todas esas cosas.
Y tras estos pensamientos, por un instante muy intenso me sentí aliviado, pues -en mi ignorancia- hasta entonces había creído que no era lo mismo ser honrado que deshonesto. Ahora sentía que sí eran la misma cosa.
En mi ignorancia creía -tonto de mí- que el perdón debía llevar consigo una restitución hacia el dañado. Ahora sentía que tal cosa no era necesaria, y que una sonrisa y un abrazo serían suficientes.
Comprendí que todo es perfecto, que se puede bajar la guardia y no estar todo el día en estado de alerta, pues el mal no existía. Descubrí que si decía muy rápido, por tres veces, TODO ES PERFECTO, YO SOY PERFECTO, YO SOY DIOS, con los ojos cerrados y una sonrisa en mis labios, el sufrimiento se disolvía inmediatamente.
Sí, amigos, entendí, de una puñetera vez, que el mal no acecha a la vuelta de la esquina.
Finalmente, observé que mi corazón no resonaba -en absoluto- con el tétrico artículo de Pepe Escobar, un señor pesimista que ve florecer el mal allá donde mira. Así que no sólo no lo reproduciré aquí (para no darle vida, ya sabéis), sino que, además, para abrir los portales dimensionales por los que la energía cósmica de JaTa Khan a (en idioma sirio, 'el creador de la esencia del alma)  cae a chorros, me he decidido a poner una foto más hermosa que, en verdad, refleje mi nueva visión del mundo. Sí, hermanos, he visto la luz. ¡Selamat Gajun! Selamat Ja! (¡Sean Uno! y ¡Estén en Alegría!), ¡Selamat Majon! ¡Selamat Kasitaram! (¡Alégrense! y ¡Sean benditos en amor y alegría celestiales).
Así veo, con los ojos del interior, el maravilloso mundo que habitamos:

5 comentarios:

NuMaN dijo...

Genial artículo,Tavo.Sabia ironía.
Alguien me dijo por ahí que creía en la reencarnación y que Augusto Pinochet,asesino que se fugó de la justicia de la mejor manera posible (muriéndose), seguramente habrá reencarnado en alguno de esos niños somalíes que están muriendo de hambre right now...
Ese alguien me lo decía con una expresión beata en el rostro que me produjo un sentimiento irreproducible aquí!

Tu que me has visto comentar aquí alguna vez sabrás que mi pensamiento va y viene de lo místico a lo "real y concreto" (para algunos, la matrix 3d que nos rodea).
La idea de la reencarnación me ha resultado atractiva alguna vez, pero como sistema de justicia universal me parece tan imperfecto y por consiguiente tan humano como el bíblio o cristiano del pecado, el infierno o el rescate pagado con sangre (cáspita! que retorcidos somos los humanos/son los "dioses").
El MAL existe,y no hay que dejar de señalarlo y combatirlo, no todos somos luz ni todo es luz, eso es una concepción tan peligrosa del universo para nosotros como lo es para el ratón dejarse llevar por los movimientos sinuosos de la serpiente que se lo va a merendar.

Cierto,no todo es maldad en el mundo.Luz,haberla háila.Pero hay que cuidarla por escasa y esquiva en estos tiempos.

Ésta puede ser una matrix, pero yo hoy abogaría porque la humanidad reconquiste para sí ÉSTA realidad, todo lo que vale la pena de ella y que puede perderse para siempre estúpidamente.Seamos revolucionarios, recuperemos nuestras puestas de sol y nuestras lunas llenas, los venados correteando en un claro, el agua limpia haciendo música minimalista entre las rocas.Si,QUE BELLO.
Pero todo eso no se logra orando con los ojitos cerrados,no.
La ascensión a otro plano puede esperar, si no peleamos por éste plano, no nos ganaremos nada más allá,creo.

Se que tu no bajarás la guardia, y yo por cierto no lo haré.
Ay de los que se dejen mirar a los ojos por la serpiente!

NuMaN dijo...

Por cierto,el artículo que mencionas yo sí que lo puse en el blog http://adaywithouttv.blogspot.com/
Alguien más que no haya encontrado el sitio original lo verá a través del mío, yo soy uno con el universo,er...una mota de polvo en el universo quise decir...pero lo poco que pueda aportar lo hago y lo haré.Todos nos vamos a ir de aquí, pero lo importante es lo que hagamos durante el viaje.
Abrazo!

Tavo Jiménez de Armas dijo...

Como siempre, NuMan, agradezco tu interés en mi trabajo. Abogo por menos espiritualidad en las nubes y más espíritus andantes, con un criterio sobre lo que está sucediendo, no haciendo dejación de nuestras responsabilidades. La verdad es dolorosa y lo único que nos hace no verlo es creer que las desgracias que MAYORITARIAMENTE están viviéndose en el mundo no nos rozarán. Sin embargo, el sujeto torturador, el que se alimenta de nuestra energía, el que chantajea, el que se muestra impasible hacia el dolor ajeno, está entre nosotros. Ese perfil de individuo es como simios entre humanos, y no habrá espiritualidad real mientras no se sepa identificarlos, evitarlos (por el bien propio), y denunciarlos (por el bien general). ¿En qué momento se despojó a la espiritualidad de la reclamación de justicia para los débiles (las almas)?
Un abrazo. Tavo.

Anónimo dijo...

cada uno hace su trabajo ... o así debería ser

Anónimo dijo...

Pues eso no es lo que dijo Cristo, al que tanto tienen en boca los santones actuales... bien al contrario, previno muy bien de las tentaciones de Satanás, que sí existe, es muy real... la gente MALA, nos guste o no, está entre nosotros... es la que te clava el puñal mientras la estás abrazando con tu comprensión, y hace que todo parezca un fortuito accidente...

Entre iluminados y cobardes (a veces son lo mismo, no siempre) así va el mundo...