viernes, 29 de julio de 2011

Robert Dean, 'Congreso ET Contact'

Introducción
El visionado de una conferencia dada por el señor Dean me ha motivado a tomar algunas notas que pueden ser de vuestro interés. El siguiente ejercicio analítico no es todo lo profundo que se merece, pero por cuestiones de tiempo me veo obligado a no extenderme. Así, he preferido hacer este breve ejercicio a no hacer ninguno.
Al final de esta exposición tenéis el enlace directo al video de la conferencia, de modo que vosotros mismos podáis visionarlo junto a este pequeño estudio.


La charla
Robert Dean menciona 45 años de investigación y contacto con el fenómeno y, sin embargo, lo único que extraigo tras escuchar una charla de hora y media, es que estamos ante un hombre de gran carisma que expone fotografías que demuestran la existencia de vida inteligente más allá de la relativa inteligencia humana. La difusión de esas pruebas irrefutables parece ser el poco ambicioso propósito del militar retirado. Pruebas que demuestran que no estamos solos. Ahora bien, la trampa, la letra pequeña (El diablo está en el detalle, dicen los anglosajones) está en el reduccionismo al que conduce Dean en sus palabras, más allá de lo obvio (existencia de la vida alien).
He aquí algunas de las informaciones que él defiende en su exposición. En mi opinión, lo que sigue son las pildorillas involutivas o paralizantes que se pretende hacer llegar al receptor:
*Los anunnakis son los creadores del hombre. Su naturaleza es benévola.
*Estas entidades nunca se han ido de nuestro lado desde hace miles de años. No han intervenido en la historia humana, excepto, a juicio de Dean, en el final de la Guerra Fría y la caída de la Unión Soviética, acontecimientos que el expositor da por reales y positivos.
*La inmadurez del ser humano nos ha llevado a vivir bajo cuarentena respecto del cosmos. Una vez hombre adquiera madurez se pondrá fin a dicha cuarentena.
Como los anteriores tres puntos los he definido como píldoras, o sea, como elementos que se pretende insertar en la mente del receptor, su naturaleza debe estar mediatizada por los intereses de la involución o Sistema de Control (SC). Para que esas píldoras sean ingeridas es preciso que el envoltorio sea tan atractivo (discurso de anciano entrañable, seguro de sí, exquisito en su exposición, etc.) que capte enteramente el sentido crítico del público, de modo que lo disuada de hacerse preguntas incómodas.
Robert Dean se ha dejado, premeditadamente o no, la parte substancial del fenómeno, la que -cuando se analiza- se revela como lo que verdaderamente es, un problema, el problemático asunto de la intervención alien. Esa parte substancial emergería si Dean se hiciera las siguientes preguntas:

*¿Qué grado de implicación tienen esos anunnakis en el derivar (negativo, por supuesto) de la historia humana?
*¿Por qué reduce el problema humano a los términos de que hemos de acabar con las guerras (que sí, que es fundamental) y así alcanzar la madurez que nos permita ser acogidos en la supuesta benéfica comunidad cósmica?
*¿Y el resto de las implicaciones que hacen del ser humano un analfabeto?
*¿Acaso no ve la nefasta influencia alien en el terreno religioso, al menos, durante los últimos cuatro mil años?
*¿No observa que cuando dice que los anunnakis crearon al ser humano, está preparando a su audiencia para que perciba la posibilidad del contacto desde una perspectiva errónea (anunnaki-creador y humano), en la que el ser humano no recupera su soberanía perdida?
*¿No será que no lo observa así porque él (Dean) es parte –consciente o no de ello- de un proyecto que consiste en aclimatar al ser humano, esclavo del SC, para entrar en contacto con sus opresores?



Por otra parte, me llama poderosamente la atención la manera en que Robert Dean comenzó su intervención. Lo hizo alabando a España y su cultura. Textualmente alude a los héroes y reyes que España tuvo en el pasado, como si nuestros reyes pasados (incluso el actual) fueran motivo de orgullo para los ignorantes ciudadanos. En cuanto a los héroes, supongo que un norteamericano como él sólo conocerá al Cid interpretado por Charlton Heston, o sea, la figura idealizada de un mercenario que se vendía al mejor postor, fuese cristiano o musulmán. ¡Menudo héroe! Y es que, históricamente, el Cid no se diferencia demasiado de un mercenario de Blackwater en Iraq.
Como os digo, esa introducción del señor Dean me llamó la atención, pues, no cabe duda, que se trata de un medio muy práctico de elevar el más mínimo sentimiento patriótico existente en los presentes. En ese sentido, la táctica no es nueva; os recomiendo que echéis un vistazo a otra de las conferenciantes que hace campaña pro-contacto, Isabel de la Fuente. En el siguiente enlace http://vimeo.com/7885691 (minuto 4:05) la veréis comenzar su charla con la misma estructura introductoria.
Os preguntaréis, ¿en qué consiste esa táctica? Pues bien, consiste en elevar emocionalmente a la audiencia desde el primer momento de contacto de ésta con el conferenciante, de modo que se neutralicen las posibles reticencias a los mensajes que, posteriormente, serán insertados en la psique de quien escucha. Es una táctica de disuasión que permite contar con la entera disposición de la voluntad psíquica; pues al reclamo (alabanza, adulación, etc) del conferenciante acude en respuesta la vía más emocional de la psique, permitiendo que el individuo se coloque en una frecuencia de ondas alfa. Y es que, es bien sabido que cuando estamos en alfa se facilita la implantación de esas tóxicas píldoras que se almacenan en la psique. Es, por decirlo con otras palabras, la clave de acceso (neutralizando sutilmente la voluntad) al subconsciente almacén, amordazando el espíritu crítico.
Sobre esta táctica de neutralización del espíritu crítico usada muy hábilmente por los señores Dean y de la Fuente hay algún dato más que añadir. Veamos lo que podemos aprender sobre ondas cerebrales. El siguiente texto es del doctor José de Zor G.M. (http://alturl.com/5kvh4)y nos habla de los diferentes tipos de ondas cerebrales (Gamma, Beta, Alfa, Theta) y sus características. Aquí nos centraremos en las ondas Alfa, mientras que es conveniente saber que las ondas Beta se definen por Razonamiento lógico, recuerdos automáticos, conversaciones habituales, autoconsciencia. La mayoría del tiempo de vigilia transcurre en beta, pues es su estado por antonomasia:

El psiquiatra alemán, profesor de la Universidad de Viena, Hans Berger (1.843-1941) demostró con un aparato "amplificador" al que se bautizó como electroencefalógrafo que existía un potencial eléctrico (oscilaciones de tensión) en el cerebro humano. Los primeros tipos de frecuencia que se descubrieron fueron las "alpha" y las "theta". Más tarde se completarían con investigaciones que completaron la gama de registro del electroencefalógrafo. Cada tipo de onda se traduce en un estado psico-neuro-fisiológico diferente. Es decir, nuestra mente, nuestro cuerpo y nuestra actividad física y fisiológica es completamente diferente en cada uno de estos estados o frecuencias. El tipo de substancias neuro-químicas y hormonas vertidas al flujo sanguíneo varía según el tipo de frecuencia. Y tanto según la presencia y cantidad de dichas substancias como el estado de ánimo que tengamos, interactúan entre sí para producir un estado físico-fisiológico-mental-comportamental final (…) El estado alfa se produce cuando, si nos conectasen a un electro encefalógrafo, nuestro cerebro funcionase entre los 7,5 a 14 ciclos por segundo. Cuando "funcionamos" en dicho estado, nos situamos entre la frontera de lo consciente y lo inconsciente. Es la puerta entre ambos estados de conciencia y esto hace al "estado alfa" por tanto un estado muy especial ¿por qué? Porque nos permite, por un lado, seguir teniendo una actividad consciente de nuestro pensamiento y cuerpo, es decir, nos damos cuenta de lo que pensamos y sucede a nuestro alrededor. Pero por otro lado, al estar el "ascensor" de la conciencia en los "pisos bajos" de la mente, nos permite acceder a la información y estados propios del subconsciente, pudiendo aprovechar todo el caudal de ese 90% de "potencia" mental que reside en lo subconsciente. Dicho estado es un "estar a gusto" en paz y felicidad interior, en relajación profunda. Aumenta mucho la capacidad de sugestión y autosugestión, esto es, cualquier cosa que nos sugieran en alfa, será más fácilmente admitida y con menos "filtros" por parte de nuestra racionalidad consciente. Esto lo sabían muy bien los sacerdotes egipcios y de toda la antigüedad, o la propia Iglesia Católica... mediante el uso de inciensos y oraciones, canciones monocordes (como el gregoriano) o la música de órgano en especial, (que produce unas frecuencias en hertzios muy similares al estado alfa), hacían que cualquier idea, sugerencia o sermón, fuese fácilmente adoptado y "plantado" a nivel subconsciente en los fieles que los escuchaban’.


Una vez leído este fragmento del doctor José de Zor G.M, se comprenderá mejor la razón por la que canalizaciones y conferencias como las antes expuestas precisan someter a la audiencia en un nivel de ondas cerebrales Alfa que facilite el acceso al nivel subconsciente donde se colocan las ‘píldoras’ condicionadoras, evitando así el razonamiento lógico.
Después de todo, los buscadores ignoran que el proceso de concienciación precisa que el individuo esté plenamente consciente (sin que ello implique veto al estado Alfa), pues se precisa lucidez para poder entender intelectualmente conceptos sólidamente argumentados que aporten sentido común a las decisiones derivadas de dicho proceso de conciencia.
Por cierto, otro ejemplo de que las ondas Alfas (y las Theta, más pronunciadas que las Alfa) son las elegidas para la manipulación emocional, lo tenemos en las clásicas abducciones denominadas ‘visitantes de dormitorio’, precisamente cuando ambos tipos de ondas (de menores ciclos por segundo que las ondas Beta) son más habituales. Una vez más, el conocimiento es protección.
Los defensores del contacto alien son reduccionistas en sus exposiciones. El propio Robert Dean describe el escenario humano con bases erróneas: menciona el final de la Guerra Fría como un producto de la benéfica intervención de los entes-creadores del hombre, ¡como si la Guerra Fría hubiese dado paso a una época de distensión!
Véase: http://alturl.com/to62o
Los pro-contacto reducen las soluciones al caótico derivar humano en términos materialistas y, paradójicamente, también mágicos.
Materialistamente aducen que la problemática se resolvería logrando acceder a la tecnología oculta. En ese mismo marco, catalogan las diversas variantes de entes implicados en el SC como vecinos cósmicos deseosos de interactuar con los humanos. Más allá del materialismo, las claves internas que han de propiciar la madurez humana pasan por convertir el concepto ‘información’ en sinónimo de ‘conciencia’; de tal modo que saber que se te ha engañado, mágicamente te convierte en un ser consciente, pleno en facultades, en perfecta sintonía con la Fuerza Creadora, listo para acceder a la panacea tecnológica…
Rafael López Guerrero, otro de los promotores del contacto alien, lo expresa en los siguientes términos: ‘La tecnología es una consecuencia de la Energía. La Conciencia materializa Tecnología. ¿Sabías que en nuestro cluster hay nada menos que 57 civilizaciones Inteligentes documentadas?’. (http://alturl.com/ksgyx)

‘El hecho es que vemos actualmente a estos mismos extraterrestres yendo y viniendo a toda velocidad, desplazándose dentro y fuera de nuestra realidad como resbalosas anguilas, observando, explorando y ‘comunicando’ todo tipo de excusas y escenarios para explicar lo que están haciendo basándose en el grado de ingenuidad e ignorancia de sus víctimas. Debemos tener en cuenta este factor. En otras palabras, lo que los argumentos de Von Däniken, Sitchin y Bramley omitieron es la continua evidencia de la interacción y dominación por parte de otro reino de existencia. Los annunaki, según los definiera Sitchin, y los vigilantes, denominados así por Bramley, podrían no ser seres físicos (en nuestros términos) que ocupan territorios, los dominan y luego parten por alguna oscura razón (…) Los annunaki nunca se han marchado, y la Hermandad de la Serpiente aún está con nosotros, activa, fortaleciéndose día a día’.
(La Onda. Pág. 89-90. Laura Knight)

Enlace a la conferencia de Robert Dean: http://alturl.com/cnjfd



7 comentarios:

perseus dijo...

Estupendo análisis. Lástima que la mayoría de los alternativos sean tan manipulables por estos métodos y no sean conscientes todavía. De todas maneras creo que eso está cambiando.

Emilio y Tina dijo...

Muy bien explicado y analizado (¡como siempre Tavo!) este tema tan importante, de la manipulación del ser humano a traves de la Mente. Me ha interesado especialmente la habilidad para implantar "pildoras" en el subconsciente cuando estamos en estado Alfa.
Saludos

Tavo Jiménez dijo...

Saludos, Emilio y Tina. Me alegra saber de vosotros. Coincido con vosotros, el tema es importante. Os recomiendo que leáis lo que publicaré a partir del próximo martes, día 2. Un abrazo. Tavo.

Tavo Jiménez dijo...

Ojalá esté cambiando, Perseus. El próximo martes, día 2, tendremos las oportunidad de saber si, exponiendo supuestos fraudes de alguien más cercano a nosotros que el Sr. Dean, la percepción del mundo de la conciencia avanza o se acomoda en lo fácil. Un abrazo. Tavo.

teatrevesadespertar dijo...

LOS CREADORES DEL HOMBRE, LA CIENCIA Y LA CONCIENCIA
http://teatrevesadespertar.wordpress.com/2011/07/31/los-creadores-del-hombre-la-ciencia-y-la-conciencia/

Patricia dijo...

Tavo, estoy pegada en su blog, (aunque confieso que esta lentísimo por la forma en que tiene distribuida la información, pero bueno, no todo puede ser perfecto ;) ) pero leo y necesito seguir leyendo... muchas gracias y seguimos. (cada vez quedo más confundida y con más preguntas. Creo que a estas alturas ya no sé ni como me llamo.. en fin.
Slds. desde Chile.

Tavo Jiménez de Armas dijo...

Saludos, Patricia. Te intentaré resolver una duda: tú sigues siendo Patricia, te llamas Patricia =), y la información que publico sé que es compleja (creo que es a eso a lo que te refieres, ¿no?), pero está ahí, precisamente, para aportar algo de luz a quienes no se conforman con respuestas simplistas y sencillas. Recibe un cordial saludo, y aquí me tienes, para resolver, en la medida de mis posibilidades, tus dudas. Tavo.