sábado, 23 de julio de 2011

LA ONDA (y 2)

Extractos de
LA ONDA(TOMO 1)
Laura Knight-Jadczyk

Páginas 337-347
Laura Knight -y otros miembros de su equipo de trabajo- expone en una charla el material recibido por los casiopeos:
Nos han dicho que este universo fue creado como un universo de libre albedrío (…) Los grises, las lagartijas, quienquiera que sea que abduce y coloca implantes en la gente, tiene el derecho de hacerlo porque corresponde a su libre albedrío venir aquí y hacernos eso. Y tienen el derecho de decirnos lo que sea que nos quieran decir para racionalizar su comportamiento. Nuestro derecho es NO creer lo que las entidades que nos abducen nos dicen. Tenemos libre albedrío para creerles o no. Si en una vida nos dicen que tienen derecho a hacernos esto, y en ese momento elegimos creerles, y después, en esta vida, intentan los mismos trucos y optamos por NO creerles, en cada caso estamos ejerciendo nuestro libre albedrío. (…) Podemos cambiar de opinión. Ellos están tratando de convencernos de que no tenemos libertad de elección al respecto; creerles o no es NUESTRA decisión.
Pero esto no acaba allí, por supuesto, porque obviamente interfieren físicamente sobre nosotros todo el tiempo. Su poder físico o seudo-físico es mayor que el nuestro. Es la misma relación que la que existe entre nosotros y los animales de nuestra realidad. Las vacas, las ovejas y los pollos también tienen libre albedrío, pero nosotros tenemos más poder que ellos y los hemos convencido (y a nosotros mismos) de nuestra necesidad de consumir alimentos, de que ‘esto es bueno para ellos, y es su propósito en la vida’. (…) En su mayoría, el consumo (de los alienígenas) consiste en tomar energía, y no comen específicamente nuestra carne, si bien eso también ocurre. (…) Retrocedamos 300.000 años: en todos los niveles de densidad hubo una batalla entre las fuerzas de Servicio a los Demás (SAD) y las de Servicio a Sí Mismo (SAS). Desafortunadamente, triunfaron las fuerzas de SAS. Las lagartijas son seres de la 4ª densidad de SAS. Pueden venir a la 3ª densidad, pero sólo son capaces de sustentarse aquí durante un corto período, ya que su tecnología no les permite hacerlo por más tiempo. (…) Nos han subyugado; nos han colocado implantes; han tomado nuestro ADN y lo han manipulado de modo tal que no podamos recordar quiénes somos ni qué podemos hacer realmente (…) Las lagartijas han creado a los grises, que también pertenecen a la 4ª densidad. No tienen almas; son robots. Los grises fueron creados con el fin de que las lagartijas pudieran enviarlos a las 3ª densidad como proyecciones, por así decirlo. Pueden proyectar cierta porción de su propia energía dentro de los grises para que cuando estos se hallen en la 3ª densidad, no sean solamente robots controlados por ellas. De hecho, las lagartijas están más bien ‘dentro de ellos’, por así decirlo, y ven a través de sus ojos. Incluso podría decir que muchos grises juntos constituyeran la energía de una porción de una sola lagartija. Todo el propósito de la subyugación de los humanos por parte de las lagartijas consiste en alimentarse de nosotros. Es posible que haya algo de cierto en la vieja historia de John Lear y Hill Cooper acerca de los contenedores (supuesto coincidente con lo expuesto por el Dr. Corrado Malanga) en cuyo interior se hallaban partes del cuerpo humano. Pero principalmente toman energía. Quieren nuestra energía. Ese es su alimento en la 4ª densidad porque allí son básicamente seres energéticos. Se alimentan de energía, Hay energía positiva y energía negativa. Los seres de SAS en la 4ª densidad se alimentan de la energía negativa producida por los seres de la 3ª densidad (nosotros) (…) Les gustamos porque tenemos emociones. Las emociones generan energía. ¡Es por eso que ustedes seguramente siempre leerán que los grises parecen estar ‘tan interesados en nuestras emociones! Nuestro amos, nuestro odio, nuestro esto y aquello’. Nos controlan y crean situaciones que producen energía negativa. Cuanta mayor energía negativa puedan producir, mayor será su suministro de comida. En eso se basa todo su propósito. Pero tienen también otro objetivo: codician la idea de ser seres físicos-materiales de la 3ª densidad. Llevan mucho tiempo sin serlo, y, al estar estrechamente aferrados al Servicio a Sí Mismos (SAS), lo físico de esta realidad es tan atractivo para ellos que parte de su plan consiste en crear una nueva raza para su especie. (…) Los casiopeos nos dijeron que dejáramos de canalizar, nos sentáramos y habláramos sobre el asunto. Afirmaron que podíamos encontrar las respuestas ‘trabajando en red’. (…) Lo que están tratando de decirnos es que ‘nosotros’ en la 6ª densidad estamos tratando de ayudarnos a hacer de ‘nosotros’ en el presente a comprender que en los próximos 20 años (la charla se produjo en 1995) va a llegar esta Onda del reino, esta ventana, por llamarla de algún modo. Y que cuando lo haga, tendremos la oportunidad de pasar de la 3ª a la 4ª densidad (…) Que ese traslado forme parte del contraataque contra las lagartijas por parte de los Seres de Servicio a los Demás (SAD) que nos están tratando de hacer regresar al reino de la libertad. No pueden interferir con el libre albedrío, pero si logran informar a una cantidad suficiente de nosotros, y nosotros a su vez podemos tomar una decisión libre de regresar, eso romperá el dominio de las lagartijas sobre la raza humana. El objetivo parece consistir en interrumpir el dominio de las lagartijas sobre la raza humana. En ese punto, ya sea que esto funcione o no, lo que sea que ocurra en la 3ª densidad, ocurrirá. (…) No necesitamos verlo como si fuera en realidad una batalla, si bien en algunos términos, según se presenta en esta densidad, se manifiesta de ese modo, así como en los cambios de la Tierra. Lo que sucede realmente es que, durante más de 300.000 años, hemos estado en el reino del SAS, o la mitad oscura del círculo. Ahora el ciclo está dando la vuelta (…) Nos atontaron, implantaron impulsos de control sobre nosotros, tales como los celos, la codicia, la avaricia y demás, para que generáramos constantemente energía negativa ¡mientras ellos están allí sentados en la 4ª densidad sorbiéndola con una pajita! Así que, cuando te sientas entrar en estados negativos, si quieres trascenderlos, todo lo que tienes que hacer realmente es entender que no son TUYOS. No ‘te pertenecen’. Sí, es parte de lo físico de esta densidad, pero es algo físico que ha sido modificado genéticamente para que predominen tales emociones. NO puedes actuar como si no estuvieran, pero puedes negarte a que dichos estados te controlen, puedes ELEGIR ser otra persona, incluso si eso requiere algo de forcejeo interno entre la elección del alma y los deseos de la carne, que son bastante listos cuando el cerebro racionaliza de modo tal que no vemos lo que ocurre con mucha claridad. (…) En cada momento podemos optar entre aceptar el programa de las lagartijas, o tomar decisiones diferentes.


Páginas 427-430
22 de junio de 1996
Laura: El grupo de los ‘chorros de amor y de luz’ (se refiere, sarcásticamente, a los de la nueva era, que creen en lo siguiente) dice que va a equilibrarse (la Tierra) porque todo el mundo va a tener pensamientos agradables, y todos sus chorros de amor y de luz finalmente alcanzarán una masa crítica y se derramarán sobre el resto de la humanidad y todos los ‘chicos malos’ van a transformarse en chicos buenos. Esta es la versión estándar. ¿Es esto a lo que se refieren ustedes?
Casiopeo: No (…) Cuando la Tierra se convierta en un reino de la 4ª densidad, todas las fuerzas, tanto SAS (Seres en Servicio a Sí mismos) como SAD (Seres en Servicio a los Demás), estarán en contacto directo unas con otras… será un ‘campo de juego parejo’, por lo tanto, equilibrado.

No hay comentarios: