viernes, 29 de julio de 2011

Denver… Encuentros en la tercera fase

Aeropuerto de Denver (DIA).
Me gustaría compartir con vosotros un extracto del libro La Onda (sí, el de Laura Knight y los casiopeos) que me ha llamado mucho la atención. Lo expongo aquí pues, poco a poco, nos va dejando entrever uno de los escenarios futuros que, hipotéticamente, podríamos tener que afrontar.
El 16 de julio de 1994 se celebró reunión de Laura Knight a la que ‘acudió’ un ente que se hacía llamar Mucpeor, que comenzó diciendo a los asistentes: Escándalo, escándalo, Aeropuerto de Denver.Esta era la primera vez que este ente tomaba la palabra en las canalizaciones de los casiopeos. Dos años después, Laura le dice a Mucpeor que alguien le ha dicho que en el Aeropuerto de Denver hay algo extraño, y pide al ente más datos, quien le dice: ‘Espera y observa’. Más tarde, en junio de 1997, Mucpeor le sugiere a Laura que hay una conexión entre unos murales pintados dentro del aeropuerto y una pintura del pintor francés Poussin llamada ‘El Diluvio’. En una canalización ocurrida un mes después, el ente le dice: ‘Los murales están directamente conectados con lo que estás estudiando actualmente. Encontrarás en ellos claves de los monstruosos futuros planes que entidades de ‘servicio a sí mismos’ de la 4ª densidad tienen’.
En noviembre de ese mismo año (1997) Laura fue al aeropuerto en cuestión, tomó fotos y analizó lo que allí observó. Cuando volvió a preguntar a Mucpeor sobre el tema, la entidad le dijo que la composición de los murales, amén de reflejar el propósito de los alienígenas, servía para que los miles de pasajeros que por él pasan diariamente (es el 4º estadounidense y el 7º a escala mundial en volumen de pasajeros), entrasen en estado alfa en su psique, método que facilita la manipulación mental.
El Aeropuerto de Denver, que abrió sus puertas en 1995, contiene dos murales que tienen por título ‘En paz y armonía con la naturaleza’ y ‘Los niños del mundo de los sueños y la paz’, obras de Leo Tanguma, de origen mejicano y con raíces mayas, algo a lo que se alude cuando se habla de él como autor elegido para llevar a cabo los murales. Los murales fueron hechos por Tanguma después (algo más de un año) de la canalización recibida por Laura. De hecho, en julio de 1994 (primera canalización con Mucpeor) el aeropuerto estaba en plena construcción.
Arriba: dos de los famosos murales.
En el aeropuerto hay numerosa simbología de los masones, así como dos gárgolas saliendo de maletas y formas de reptiles en el granito del suelo. Las maletas llevan la inscripción Samsonite, que es acrónimo de Mason site (lugar masón).
Aquí os dejo un video recientemente filmado en el aeropuerto:
http://alturl.com/fxd3jLa máscara antigás del soldado cuya gorra tiene el águila nazi le da un aspecto alienígena, de modo que es así como se le denomina. Recientemente, el 29 de junio de 2010, se colocó en el aeropuerto una inmensa estatua del dios Anubis (dios egipcio de la muerte), que permaneció allí hasta el 9 de enero de 2011.
Arriba: detalles decorativos del DIA.
Anteriormente se había colocado allí, de forma permanente, una colosal estatua de un caballo, el Mustang, obra de Luis Jiménez (de nuevo, mejicano de origen), que murió mientras completaba su trabajo (se le cayó encima). Sus hijos Adán y Orión acabaron la escultura. Las gentes de Denver creen que es de apariencia demoníaca, y piden su retirada a través de Facebook.Arriba: el apocalíptico caballo de azul espectral.
La última obra que el pintor francés Nicolás Poussin realizó se llama El Diluvio, también conocida como El Invierno, pues es la última de cuatro obras sobre las cuatro estaciones dentro de escenas bíblicas.
El Invierno nos muestra una escena de El Diluvio, al que he aludido en muchas ocasiones como símbolo de tiempos presentes y futuros; en ‘Analfabetismo espiritual y la evolución del Patito Feo’ expuse: ‘Mientras que Abel escenifica -con su muerte- el cautiverio cotidiano de esta dimensión, ya en Noé se nos está hablando de otras condiciones ambientales. Se nos dice -mediante la figura del Diluvio- que el SC está en su plenitud; la plenitud que precede a todo final. Noé no muere sino que prevalece ante esa máxima expresión del cautiverio. ¿Es el Diluvio la imagen del SC en sus drásticas condiciones actuales, antesala de su final? (Pág. 92) ‘Y esto nos conduce al cuento de Noé, que tenía 600 años cuando comenzó el Diluvio, imagen del culmen del SC y preámbulo de su final. Los números, como ocurre en cualquier relato simbólico, están ahí para añadir información a los eventos que acompañan. Consecuentemente, ese número de años lo relacionaremos con el 6º día de la semana que acabamos de analizar. Se nos dice que el Diluvio duró un año, por lo que cuando Noé desciende del arca con su familia y los animales puros, ha cumplido un año más, siendo su edad 601 años. O lo que es lo mismo, el 7º día, Las Bodas, el mundo nuevo. La obra se ha completado, el SC ha llegado a su final y el propio nombre Noé nos lo confirma, pues su Noé significa descanso. Mateo 24:37-41 nos aporta -de labios de Cristo- un último dato confirmatorio sobre el vínculo entre ambas escenas (la cursiva es mía): ‘Porque como en los días de Noé, así será la aparición del Hijo del hombre. En los días que precedieron al Diluvio, comían, bebían, se casaban y se daban en casamiento, hasta el día en que entró Noé en el arca (signo de cuando la Conciencia comienza a defender la Vida); y no se dieron cuenta hasta que vino el Diluvio (SC en extremo) y los arrebató a todos. Así será a la venida del Hijo del hombre. Entonces estarán dos en el campo, uno será tomado (morador del cielo) y otro será dejado (morador de la tierra). Dos molerán en la muela, una será tomada (moradora del cielo) y otra (moradora de la tierra) será dejada’. (Pág. 99)
Arriba: la conocida obra de Poussin.
Más información sobre El Diluvio de Poussin:
http://www.artehistoria.jcyl.es/genios/cuadros/3111.htm
Febrero de 2011, la polémica vuelve a rodear al Aeropuerto de Denver…El en foro Abovetopsecret.com se ha abierto un hilo sobre la siguiente cuestión: Resulta que en 1977, Steven Spielberg rueda su ya clásica Encuentros en la tercera fase (Close Encounters of the Third Kind), en la que los alienígenas ‘citan’ a los humanos para entrar en contacto. El lugar elegido aparece en cierta máquina, dejando las siguientes coordenadas. Véase la fotografía de la película.
Los números 104 – 44 - 30 40 – 36 – 10 son coordinadas geográficas que, según la película, se corresponden con la Torre del Diablo, un enclave que se hizo popular tras la película.
Arriba: las coordenadas, según la película de Spielberg, de La Torre del Diablo.
Sin embargo, Spielberg se equivocó con las coordenadas, pues las que en verdad se corresponden con la montaña son 44°35'24.28"N 104°42'54.25"O. Así aparece en una página especializada en cine:
‘Errores en geografía: Las coordenadas recibidas por los científicos (40°36'10" N, 104°44'30" W) no están muy cerca de la Torre del Diablo, en absoluto. Las coordenadas están muy cerca de Ft. Collins, Colorado, a casi 480 kms de distancia de La Torre del Diablo’. (http://www.imdb.com/title/tt0075860/goofs)
En el foro Abovetopsecret.com se plantea que si realmente tomamos las coordenadas que aparecen en la película y las introducimos en Google Earth, encontramos que la localización está muy cerca del Aeropuerto de Denver…Arriba: imagen que muestra la distancia entre DIA y las coordenadas de la película.
Ahora bien, si los números (104 44 30 40 36 10) son colocados en el buscador de Google Earth de este modo (W104' 44' 30' N40' 36' 10'), el resultado será exacto: el aeropuerto. ¿No resulta curioso que aparezcan sus coordenadas en una película, 16 años antes de su construcción?Información actualizada sobre todo lo relacionado con el Aeropuerto de Denver:
http://diaconspiracyfiles.wordpress.com/
Hilo sobre el tema en foro Abovetopsecret:
http://www.abovetopsecret.com/forum/thread667310/pg1

5 comentarios:

perseus dijo...

No, no es curioso que las coordenadas de la película en las que se produce el contacto coincidan con las del aeropuerto. Se suele decir que la casualidades no existen, pero es que una casualidad es encontrarte con una persona dos veces en un día, no que coincidan 13 cifras en el mismo orden y en un contexto sospechosamente parecido. Esto no es producto de una mente paranoica, está claro que hay gente (o entes, porque vete tú a saber qué es o qué gobierna la voluntad de Spielberg o Rockefeller, o de la madre que los parió) que tiene y juega con conocimientos que el resto de los mortales desconocemos por completo y que justo ahora estamos empezando a descubrir.

No hay que ser muy avispado para entender que algo muy oscuro está aquí con nosotros pero que algo todavía más oscuro se acerca. Lo que haces tú y otra gente como tú, Tavo, es ayudar a deshacer esa oscuridad con conocimiento. Así que gracias, como siempre, y seguimos atentos.

Lo que se esconde bajo este aeropuerto es muy evidente.

Tavo Jiménez dijo...

¡Qué avispao y directo, Perseus! Cierto, de casualidad, nada de nada. Guión que algunos conocen y que nosotros, la mayoría, sólo alcanza a sospechar. Gracias por tu constante interés por mi trabajo, y por tus comentarios, que acompañan. Un abrazo. Tavo.

Anónimo dijo...

me gusta mucho los analisis que haces sin llegar a la locura. sigue asi trasmitinedo info a las personas que verdaderamente estrenaron sus ojos y su mente.. me gustaria que me proporcionaros otras fuentes de las cuales sacas imfo. gracias

Javi dijo...

Muy buen análisis , contiene información muy valiosa.

saludos

Tavo Jiménez de Armas dijo...

Gracias a todos