jueves, 7 de julio de 2011

2012

ULTIMA HORA: El Atlantis despega por última vez.Empecemos a analizarla poco a poco...
Todo comienza en 2009, cuando Adrian Helmsley, científico, viaja a la India, donde encuentra a su amigo Satnam, que ha descubierto que el Sol sufre las mayores tormentas solares en la historia de la humanidad… Las tormentas solares nos conectan directamente con La Guerra de los Mundos (LGDLM), donde es un tema constante.
El símbolo del Titanic, tal como ocurriera en LGDLM, también se nos muestra desde el comienzo. Ved cuando el coche de Adrian llega al encuentro de Satnam:
El símbolo del arca en manos de un niño.
El niño juega con su barco, que es hundido por las olas causadas por el coche del científico. El símbolo del Titanic también lo vimos en LGDLOM cuando Ray (Tom Cruise) y sus hijos suben al barco y los alienígenas salen del agua y vuelcan la embarcación.
De inmediato, Adrian retorna a Washington D.C., donde encuentra con Carl, el jefe de gabinete del presidente Wilson (que es negro).
En el 2010, cuando ya se han confirmado por medios científicos los eventos catastróficos que vendrán, el presidente Wilson informa a las demás cabezas de estado durante la reunión del G8, y solicita la colaboración de los países más industrializados que forman el IHC (Instituto para la Continuidad Humana).
La IHC es una organización secreta que cuenta con la colaboración de todos los gobiernos del mundo, mediante la cual empiezan la construcción de gigantescas naves/arcas en la cima del Himalaya para salvar un grupo representativo de seres humanos, animales y plantas, así como obras de arte. El IHC informa a los multimillonarios del mundo que para estar entre los afortunados deberán pagar 1000 millones de euros por asiento en las arcas. En 2011 continúan con los preparativos. Minuto 11:27 La historia salta al 2012, con suicidios masivos… Aquí, la película usa a su conveniencia el 2012 para infundir miedo con el fin del mundo. De hecho, se nos muestra en televisión a un grupo de ‘creyentes’ en la cultura maya que se ha suicidado en masa junto a la pirámide de Tikal (Guatemala). En la televisión escuchamos sobre el suicidio: ‘El calendario maya, que predice el fin de los tiempos para el 21 de diciembre de 2012, debido a las fuerzas destructivas del sol’. En fin, una mentira como una catedral.
Mientras eso se ve y se escucha en la tele, el protagonista, llamado Jackson Curtis, se levanta sobresaltado (11:52), pues dormía en el sofá. Lo ha despertado el temblor de un terremoto. Estamos en Manhattan Beach (California).
Aquí hay un paralelismo curioso con LGDLM: En aquella película, Ray, el irresponsable padre de familia interpretado por Tom Cruise, está en su casa durmiendo la siesta, se despierta y lo primero que vemos es la televisión (11:05, en el mismo minuto de metraje en el que en 2012 vemos la información del suicidio) con las noticias: tormentas eléctricas inusuales.
Llamativas coincidencias entre ambas películas...
En LGDLM, al poco de despertarse Ray, vemos la llegada de la tormenta y, poco después, el asfalto que se agrieta. En 2012, cuando Jackson Curtis se ha despertado por el temblor (que sonoramente se asemeja a la tormenta de LGDLM), lo primero que dice es ‘soy hombre muerto, soy hombre muerto’, pues al igual que Ray es una persona irresponsable, muerto a la Vida emocional; llega tarde a recoger a sus hijos (al igual que Ray, que llega media hora más tarde a la cita), que son un niño y una niña más pequeña, al igual que en el caso de Ray. Para mayor coincidencia con Rachel, la pequeña de LGDLM, la niña pequeña de 2012 tiene un conflicto (se orina en la cama) que su padre, Jackson, desconoce, y por el cual es recriminado por su ex esposa, otro hecho de similitud con el Ray de LGDLM.
Por cierto, en una de las recientes películas sobre alienígenas, Skyline (2010), el protagonista, como en LGDLM, se llama Ray (Rayo). Igual que en 2012, todo comienza con un aparente terremoto, y, de nuevo, la paternidad irresponsable está en el centro del relato. Además, en LGDLM como en Skyline, el primer contacto con los aliens se produce en un simbólico cruce de avenidas:
¿Qué representa, en ambos films, el cruce, como comienzo de la trama?
Jackson (2012) y Ray (LGDLM y Skyline), arquetipos del héroe forzado a madurar.
Jackson, una vez se ha despertado, sale corriendo a buscar a sus hijos, y recibe la llamada de su ex mujer que, curiosamente, se llama Kate (ver artículo sobre LGDLM). Al salir a la calle, nueva coincidencia: su coche no funciona y se ve obligado a tomar otro (el de un señor para el que trabaja ocasionalmente). He ahí un nuevo paralelismo con LGDLM, pues Ray e hijos huyen de Brooklyn en un coche que no es el suyo. Resulta llamativo que Ray viva en Brooklyn, frente a Manhattan (Nueva York), mientras que Jackson viva en Manhattan Beach (California).
Jackson Curtis, escritor, padre divorciado. Su ex esposa es Kate, quien vive con sus dos hijos Noah (Noé, icono vinculado al diluvio) y Lily (Lirio, nombre proveniente de la diosa griega Iris, cuyo símbolo es el arco iris, que a su vez es símbolo que acompaña a Noé y el diluvio). Kate, como en el caso de la ex mujer de Ray en LGDLM, ha rehecho su vida con alguien de mejor posición social.
Minuto 12:15
Jackson sale de casa a toda prisa (Kate, iré para allá como un rayo). Ray significa rayo.
Minuto 13:04 Los vecinos de Jackson observan las grietas en el asfalto. Similitud con la misma escena que aparece en LGDLM (minuto 20).
Imagen: 2012, cuando comienzan los efectos del sol sobre la Tierra...
Minuto 13:50 Noah llama a su padre por el apellido (Jackson), en vez de decirle ‘papá’; y como ocurre en LGDLM (Ray discute con Robbie: ‘Deja ya el Ray de los cojones. Soy señor o papá’), Jackson le recrimina por ello.
Otra curiosa coincidencia entre ambas películas...
Jackson planea un viaje familiar con sus hijos al Parque Nacional de Yellowstone. Jackson lleva a sus hijos a un área restringida, donde son detenidos por el ejército de Estados Unidos y llevados ante Adrian, el científico, que se encuentra investigando la actividad geológica. Éste los deja ir, felicitando a Jackson por su libro Farewell Atlantis (Adiós, Atlantida), y le dice que es un gran admirador suyo. Imagen: el libro determinante en toda esta historia.
La Atlántida, arquetípicamente hablando, representa la caída del Sistema de Control (SC), pues de ella se nos dice que como civilización había adquirido un enorme avance tecnológico que estaba en desequilibrio con su desarrollo ético. Los acontecimientos asociados con el 2012 se vinculan fácilmente con el final del SC.
Farewell Atlantis alude directamente al Transbordador Atlantis, de la NASA, que tiene prevista su última misión (STS-135) para mañana viernes, día 8 de julio de 2011.
Todo listo para que comience la última misión del Atlantis.
Lo cual tiene mucho de interesante, teniendo en cuenta que el pasado 1 de julio, hace sólo una semana, Yellowstone, donde Jackson Curtis pasa unos días de vacaciones junto a sus hijos, ha sufrido un enorme vertido de petróleo, de unos 1.000 barriles… ¿Cuál es el origen de la película 2012?
La película 2012 está basada en el trabajo de Graham Hancock, ‘Las huellas de los dioses’ (Fingerprints of the gods). Trabajo que, tal vez, tenga algo que decir sobre el llamativo crop circle aparecido en tierras italianas el pasado 20 de junio, en donde puede leerse el nombre ENKI EA, nombre de uno de los dioses sumerios…Imagen: interesante agroglifo aparecido en Italia hace unos días.
Minuto 14:58 Vemos un barco partir de San Francisco. El nombre del barco es Génesis, y el de la compañía naviera es Azure, que significa ‘zafiro’. Este término proviene del sánscrito sappir, que significa ‘estimado por Saturno’.
La vinculación con el 'insumergible' Titanic.
Hay, pues un vínculo entre lo que sucederá con este transatlántico y el ya mencionado Titanic (http://en.wikipedia.org/wiki/Titanic), que recibió su nombre cien años antes (1912) en honor de los titanes. Además, observad en la foto el logo de AZURE y su estrella blanca. La línea propietaria del RMS Titanic era White Star (Estrella Blanca).
Los titanes eran seres mitológicos que, liderados por uno de ellos –Saturno- traicionan al cielo (Urano). Recordad quién es Saturno, en la mitología y lo simbólico:
Un poco de historia sobre Saturno:
Saturno era hermano menor de Titán, y su madre, que lo prefería a sus otros hijos (¿no les suena a la vida de Jacob?), convence a Titán para que le dé la primogenitura a Saturno, rigiendo como Dios, con la condición de que Saturno se comería a sus propios hijos, para garantizarle que algún día su descendencia -los Titanes- reinase.
Ya en el poder, Saturno se casa con su hermana y nace Zeus, que va a ser devorado por su padre, pero la madre del bebé huye con él y se refugia en una cueva de la isla de Creta… Esto me suena a María y José huyendo del rey Herodes, quizás porque el arquetipo Saturno rige el Sabbat (sábado, día sagrado judío) y representa a Israel, a quien protege. (…) El pequeño Zeus (Cristo) crece y lucha contra su padre (que representa al Demiurgo, Jehová, el Dios Único), al que vencerá. Así, Saturno, derrotado se marcha a Roma (Iglesia Católica), escondiéndose en el Monte Capitolio, desde donde se dirigirá el Imperio Romano, que lo tendrá por su Dios Supremo (hasta hoy), celebrándose las fiestas saturnales el 22 de diciembre, celebración que dará origen a las navidades.
Ese 22 de diciembre es la fecha en que la tradición de los mayas dice que acaba el Tiempo y comienza el No-Tiempo.
(Sumario a Lucifer, página 127)
He aquí otro fragmento que relaciona el tsunami de 2004 en Asia con Titán:
¿Y si estuviésemos en medio del diluvio que antecede al Mundo Nuevo? ¿Y si la catástrofe natural que golpeó Asia (tsunami, 2004) fuese, en verdad, un símbolo, un premeditado ‘eco’ de lo que se nos dijo que ocurrió cuando unos seres sin escrúpulos tuvieron sexo con desiguales, las humanas?
Eran las 00:59 UTC (horario central europeo menos 1 hora) del 26 de diciembre de 2004, cuando se produjo el terremoto frente a Sumatra (…) a las 03:00 destrozó las costas de Sri Lanka… (…) Exactamente 24 horas antes del tsunami (26 de diciembre de 2004) –el día de Navidad-, la nave espacial Cassini soltó a la sonda Huygens destino a Titán, el principal satélite de Saturno. Eran las 03:00 UTC y, simbólicamente, los anakim (criaturas del SC) estaban cerca de su origen. Por cierto, hablando de relevancias, curiosamente, el 27 de diciembre se celebra al profeta Juan del Apocalipsis.
(Sumario a Lucifer, página 236)
Minuto 15:00 A bordo del transatlántico trabajan dos músicos mayores. Uno de ellos, blanco, disconforme con la boda de su hijo con una chica asiática rompió el vínculo con su hijo. Este tipo de conflictos, padre-hijo, nos vuelve a relacionar con Saturno-Zeus, y con LGDLM (Ray-Robbie), y también aparece en Señales del futuro. El barco se tambalea como producto del pequeño terremoto (sin mayores consecuencias) que vimos antes.
Minuto 24:20 Una vez liberado, Jackson lleva a sus hijos al área de campamentos, donde conocen a Charlie, un locutor radiofónico obsesionado por las conspiraciones gubernamentales. Jackson y Noah tienen una conversación donde se evidencia el conflicto padre-hijo (minuto 28:25). A diferencia del Ray de LGDLM, Jackson está menos alienado, y aun reconoce en sí mismo a un ser con sentimientos que se lastiman. Ray, por el contrario, cuando provocaba en su hijo Robbie una reacción agresiva, le respondía con una agresión aún mayor.
Ya al caer la noche, Jackson acampa cerca de la camioneta de Charlie. Ambos empiezan a charlar, y mientras hablan el conspiranoico (que es una caricatura de todo aquel que usa el espíritu crítico frente a las versiones oficiales de las autoridades. Aquí tenemos manipulación para condicionar culturalmente a quienes puedan conocer a disidentes del SC) le cuenta que el mundo ha llegado a su fin, y que hay una serie de naves espaciales que salvarán a unos selectos.
Charlie le muestra a Jackson una animación sobre el 2012 que ha hecho para su blog de Internet. Prestad atención a lo que aparece, algunas imágenes demasiado llamativas. Tened en cuenta que la película se rodó en julio de 2008. Imágenes acompañadas de lo que Charlie le dice a Jackson, colocadas según orden de aparición cronológica:
Minuto 31:20 Charlie: Algo así (el final), habría que guardarla bajo cuerda… A ver, piénsalo bien… Arriba: la primera imagen.
Primero, la bolsa se derrumbaría (algo que ocurrió en septiembre de 2008), luego la economía, el dólar, pum! (atentos a lo que pueda suceder a la economía USA este verano de 2011), y luego el pandemónium en las calles, la guerra, el genocidio, pum, pum!. Arriba: las dos imágenes siguientes.
¿Veis la caída del avión? Recordad LGDLM, cuando un avión cae junto a la familia protagonista. Volveremos a ver otra imagen semejante en Las Señales del Futuro, delante de las narices del protagonista (Nicolas Cage)
Jackson de inmediato se aleja, pensando que Charlie sufre algún trastorno psicológico. No es para menos, la pasión que el disidente pone en lo que expone es captada con alarmismo por parte de su interlocutor.
Minuto 33:42 Mientras tanto, en Los Ángeles, enormes grietas empiezan a aparecer por toda la ciudad (como en LGDLM), mientras el Gobierno ha dado la orden de empezar el embarque de inmediato en unos enormes arcas (veamos aquí la alegoría de Noé y su arca, pero en versión masiva, que es como el SC –y su entronizado caos- concibe que todo se decide, en lugar de consecuencias individuales para sujetos independientes), por lo el grupo selecto –las elites- es informado de que deben partir hacia China, según un mapa de Charlie.
La decisión de construir los arcas (minuto 7:08) fue tomada en la Columbia Británica por parte de las elites. Alegóricamente, Columbia también alude a las arcas, pues a la paloma que Noé envió para saber si las aguas del diluvio ya habían bajado se la conoce con ese nombre, Columbia (también Columba).
Jackson, ya en Los Ángeles, entrega sus hijos a la madre. Se trata de una escena en la que Jackson se muestra derrotado como padre, impotente de estar a la altura del compañero de su exmujer. Gordon, la pareja de Kate, su exmujer, es –alegóricamente hablando- un sucedáneo de padre para los niños. Digamos que es un accesorio temporal que hace las funciones de Jackson (como esposo y padre), en tanto que Jackson ha de someterse al proceso redentor que le permita recuperar (positivando sus energías a través de las duras experiencias venideras) su posición original, la cual otorga el equilibrio perfecto a la unidad padre (Jackson), madre (Kate) e hijos.
Jackson retorna a su trabajo de conductor, donde traslada a los insoportables hijos de Yuri, un multimillonario ruso (detestable, para que el buen occidental no olvide cómo son los enemigos de América y aliados de China), al aeropuerto.
Los déspotas hijos de Yuri le dicen que él (Jackson) va a morir y que ellos se van a salvar en unas grandes naves. Esto, y una enorme grieta que aparece debajo de la limusina, levanta las sospechas de Jackson, que de inmediato alquila un aeroplano y se propone a recoger a su familia. La descaraba afirmación del niño sobre el futuro de Jackson es sumamente exagerada, una nueva caricatura, para que el espectador no conciba que algo así –la determinación de unos pocos por salvar su culo frente a la mayoría- pudiera existir en el corazón de los poderosos.
Kate recibe la llamada de su ex marido, que le indica que recoja todo lo posible porque California va a desaparecer. Kate no le cree, pues el gobernador está dando una conferencia de prensa en la que indica que lo peor ya ha sucedido (apliquemos esto a los pronósticos sobre la economía global y entenderemos muchas cosas). Jackson, que aquí es la personificación del masculino en plena redención, que acabará ocupando el lugar que le pertenece en la triada humana (Padre-Madre-Hijos), hace uso de su espíritu crítico, va más allá de la apariencia y las palabras y se deja llevar por lo que sus ojos observan, y advierte a Kate de que, si las imágenes televisivas son las del gobernador pidiendo calma y diciendo que ya todo pasó, debe pensar todo lo contrario. Sí, Jackson es un 20 %, un morador del cielo en plena fusión con su Conciencia, 80 %.
Mientras dice eso, un gran terremoto sacude la ciudad de Los Ángeles. Jackson logra recoger a su familia, que debe atravesar toda la ciudad mientras es destruida por el sismo, hasta llegar al aeropuerto, donde encuentran al piloto muerto, pero recuerdan que Gordon (pareja de Kate) sabe pilotar y gracias a eso logran tomar el avión mientras el suelo se derrumba; consiguen elevarse, y así observan cómo Los Ángeles se hunde y es tragada por el Océano Pacífico.
Si en LGDLM vimos que Ray, el personaje interpretado por Tom Cruise, se ve obligado a huir con sus hijos de los aliens subiendo a un coche que no es el suyo, aquí ocurre lo mismo. El coche representa al cuerpo. Se podría decir que existe, tanto en Ray (LGDLM) como en Jackson (2012), un desajuste entre lo que ellos son, y cómo esa realidad original se expresa (distorsionada y dañina) finalmente a través de los hechos de su cuerpo-coche, el vehículo en la materia. Aquí, en 2012, Jackson, mientras trata de abandonar Los Ángeles con toda su familia (y Gordon) al volante de la limusina del millonario ruso, golpea accidentalmente (minuto 43:52) el coche de Gordon, que cae a las grietas abiertas por el sismo. Una muestra, alegórica, de la lucha entre las dos paternidades enfrentadas: la de Jackson, que es socialmente un perdedor, que descuidó sus responsabilidades familiares, y la de Gordon, socialmente bien situado, pero altivo y estirado (aspectos ambos de los que Jackson carece. Ambos aspectos se nos muestran para que –llegado el momento- aceptemos la desaparición de Gordon, cuando Jackson haya culminado su redención).
Mientras tanto, suceden sismos por todo el mundo (muy efectivas imágenes para que el miedo cale hondo) y la teoría es que las placas tectónicas acabarán por desestabilizarse y crearán la mayor oleada de terremotos y tsunamis en la historia de la humanidad.
Minuto 50:03
Vemos a los músicos (Tony, que es blanco, y otro negro) tocar a bordo del transatlántico que, como dije, se llama Génesis, que significa ‘En el principio’. Génesis es el primero de los libros de La Biblia, y en él se nos narra el cuento de Noé y el arca en el diluvio…
Anteriormente vimos que existía un vínculo entre lo que sucederá con este transatlántico (Génesis) y el ya mencionado Titanic, que recibió su nombre cien años antes (1912) en honor de los titanes. La canción que los músicos están tocando se llama ‘No es el fin del mundo’, una melodía que ironiza sobre las circunstancias de la vida y cómo tomarlas con relativo sentido del humor. El músico negro es el padre de Adrian, el científico al que vimos viajar a India al comienzo de la película. Adrian llama a su padre y mantienen una conversación de despedida muy emotiva. A Tony, el músico blanco, no lo vemos preocupado por llamar a su hijo. Cuando lo intente (1:24:20) le será imposible… El protagonista de Señales del Futuro vivirá una escena semejante, pero con final feliz…
Jackson retorna a Yellowstone, donde planea encontrar al conspiranoico Charlie para que le indique dónde, exactamente, se encuentran las naves (arcas). Charlie le dice que los documentos se encuentran en el archivo de su camioneta, entre Roswell (alusión al comienzo de la era cultural alienígena, 1947) y Marilyn Monroe (cuya muerte, junto a la de JFK, ‘marca’ una etapa de cada vez mayor control de las corporaciones económico-militares sobre todo el planeta) pero son sorprendidos cuando la caldera de Yellowstone explota.
Minuto 56:48 Charlie retransmite –hasta morir- por radio el cataclismo, mencionando cómo Washington también verá como sus luces se apagan por completo. Esa mención a la capital hace referencia al poder que de allí emana, como capital del imperio predominante del SC.
1:03:45 Vemos las imágenes del Cristo de Río de Janeiro destruyéndose. Estas imágenes las asociamos a la caída de la cruz que vimos al comienzo de LGDLM, así como la serie V (capítulo 1 de la primera temporada). En Londres se han suspendido los Juegos Olímpicos… Las elites no contarán nada sobre los arcas a la población mundial. Pero el presidente Wilson, imagen de Obama, es diferente. Mejor dicho: desean hacernos ver que es diferente… Lo vemos rezando en la capilla (1:06:15), atormentado por su silencio hacia las masas. ‘Seré el último presidente de los EEUU’, dice. ¿Es Obama el último presidente de los EEUU? El de la película es un mesías que está dispuesto a quedarse en tierra, con la mayoría; es una actualización del capitán del Titanic, que no abandona el barco malherido. Las palabras de uno de los personajes (Anheuser, Jefe de Gabinete del presidente) confirman la alegoría (1:08:35):
‘Así que el capitán no quiere abandonar el barco a punto de hundirse… es su elección, y muy noble’.
A quienes hayan visto la trilogía El Señor de los Anillos recordarán al noble rey Théoden, que estaba interpretado por el actor Bernard Hill. Años antes, Hill había personificado la nobleza en el rol del capitán del Titanic, Edward Smith. Las imágenes son armas. Las imágenes, unidas a las palabras que pasan desapercibidas (‘Así que el capitán no quiere abandonar el barco a punto de hundirse… es su elección, y muy noble’), se enlazan en la mente que, previamente, ha establecido una personificación de valores arquetípicos (capitán Edward Smith + Rey Théoden), dando como resultado una combinación muy sugerente (y benéfica para el espejismo creado por el SC): Capitán del Titanic + Rey Théoden = Presidente Wilson (2012) = el noble Obama.
Endiosando al presidente, una tendencia muy americana...
No, definitivamente, Obama lo tiene muy difícil para que sus hechos cuadren con el retrato que de él –veladamente- se nos pretende vender en la película. Aunque nunca se sabe. Conozco gente que todavía, a día de hoy, borra de su mente los hechos que definen a Obama como hábil un vendedor de humo y se quedan con su esplendorosa imagen de salvador… La imaginería presidencial ha ejercido un gran papel durante el mandato de Obama. Veamos a Obamacristo, el falso morador del cielo, siervo de sus señores: Las imágenes calan en el subconsciente inadvertidamente.
Y para que el americano medio no se pierda y lo identifique con el arquetipo de rey noble, la sesión fotográfica junto a su hija, para que –automáticamente- se le vinculara con Kennedy (figura arquetípica del capitán noble que muere con su barco-proyecto) y su hijo:Arriba: La prensa gráfica al servicio de la mitificación.
Jackson y su familia logran huir y llegar a Las Vegas (que representa la corrupción humana. Véase ‘Apocalipsis’, de Stephen King), que se encuentra semidestruida a causa de un terremoto. Mientras tanto, en Washington D. C. se informa que la nube de cenizas llegará a la ciudad en 7 horas y que arrasará con todo a su paso con cenizas. El presidente Wilson (supuesto Obama) decide quedarse en la Casa Blanca con su pueblo. Mientras, algunos miembros del gabinete son enviados en el Air Force One a China junto con Adrian y el jefe de gabinete, Anheuser, que ha tomado el mando, pues el presidente se ha quedado y el vicepresidente ha fallecido en un accidente. Anheuser se opone a recoger al presidente del Congreso, en el que recaería el poder de mando, pues alega que ya es demasiado tarde y que no sabe dónde se encuentra, tomando el mando del gobierno.
Mientras tanto, en tierra el presidente Wilson –como imagen mesiánica improbable- se dirige a la nación (1:11:30), informando que es el momento en que deben ser fuertes y que todo ha llegado a su fin, y que pasen sus últimos momentos junto a sus seres queridos. Lo último que los estadounidenses le escuchan es recitar el Salmo 23:1 (atribuido a otro rey, David), que dice así: El Señor es mi pastor, nada me falta… Curiosamente, es lo mismo que recita un sacerdote en Titanic, mientras el protagonista, Jack (Leonardo Di Caprio) trata de sobrevivir al hundimiento del buque.
En Titanic, el sacerdote también conforta a un grupo de desesperados con los versículos de Apocalipsis, capítulo 21, versículos del 1 al 5, que se corresponden (véase Sumario a Lucifer) con el No-Tiempo, tras el capítulo 20, al cual le asigné el año 2012. Apocalipsis 21:1-5 dice así:
Y vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra habían desaparecido, y el mar no existía ya (…) Oí una voz grande que del trono decía: ‘He aquí el tabernáculo de Dios entre los hombres, y ellos serán su pueblo y el propio Dios estará con ellos (…) Y Dios enjugará las lágrimas de sus ojos, y ya no habrá muerte, ni tampoco habrá pesar ni llanto, ni tampoco habrá dolor, pues el mundo anterior habrá pasado. Jackson y su familia ven el mensaje del presidente desde Las Vegas, que está a punto de ser destruida, pero encuentran a Yuri, su antiguo jefe ruso, y sus dos hijos, que se encuentran varados porque su avión se hundió en una grieta. Vuelan en el avión privado de Yuri, y se dirigen a China. Mientras tanto, cientos de volcanes aparecen por todo el mundo, reina el caos total y los terremotos destruyen la tierra. Las personas acuden a su fe, y en Roma (1:26:30), durante una plegaria ante el Papa (alguna profecía legendaria alude a Benedicto XVI como el último pontífice) en la que se encuentra el Primer Ministro italiano (ya sabemos de la nobleza de Berlusconi…), que ha decidido quedarse al igual que el presidente Wilson, la multitud es aplastada por la cúpula de la Basílica de San Pedro... Vemos la Capilla Sixtina, el fresco de Miguel Ángel, ‘La creación de Adán’, agrietándose justamente donde los dedos del creador y su criatura se unen (1:27:00). Y el Obelisco de San Pedro, el falo del catolicismo que imperó durante los últimos dos mil años, cayendo en pedazos…
En Washington D.C., una ola gigantesca arrastra al portaaviones USS John F. Kennedy (de nuevo, la figura del presidente idealizado), que aplasta la Casa Blanca, y al buenazo del presidente Wilson (1:30:30).
Hawai (cuna de Obama) es destruido por varios flujos de lava, la India es sumergida por tsunamis, mientras el Himalaya empieza a inundarse.
El avión con Jackson, Yuri, y sus respectivas familias, aterriza, y huyen. Momentos después Jackson y su familia logran llegar al Himalaya, debido a que los continentes se han desplazado kilómetros; ven varios helicópteros chinos y uno de ellos baja para recogerles y al pedir las tarjetas de embarque solo Yuri y sus hijos pueden subir; abandonando a Jackson, su familia.
Sin embargo, Jackson y los demás milagrosamente (pues la desaparición del SC no afectará a la humanidad según su posición dentro del sistema, sino en base a su naturaleza original) logran llegar a los arcas. Mientras, Adrian, desesperado (1:23:00 y 1:57:00) por la inmoralidad del jefe de gabinete, Anheuser, y basándose en una cita (En el momento en que dejemos de luchar por los demás, habremos perdido nuestra humanidad) del libro (Adiós, Atlántida) de Jackson, convence a las elites de dejar abordar al resto de las personas que están fuera de las arcas, mientras los tsunamis se acercan velozmente. De ese modo, el trabajo interior (libro ‘Adiós, Atlántida’) del héroe (Jackson) de este cuento repercutirá positivamente en la comunidad, como en toda historia espiritual del héroe que recupera su condición.
Cuando la gente consigue salvarse, Yuri y sus hijos llegan tarde, quedándose en Tierra para ser arrastrados por el tsunami. Yuri sube y consigue salvar a uno de sus hijos. El otro no puede subir, y Yuri salta desesperadamente, muriendo. Justicia poética, que se dice…
Cuando Jackson ya ha aprendido de sus errores como padre (camino que también recorrió Ray en LGDLM), todo se resuelve para que el personaje que temporalmente había ocupado su lugar (Gordon), desaparezca.
El trasatlántico Génesis sigue los pasos del Titanic y se hunde en las profundidades…
2:17:00 Veintisiete días después de la catástrofe, Adrian y la hija del desaparecido presidente Wilson comienzan una relación sentimental, mientras Jackson ha empezado a vivir junto a sus hijos y esposa como una familia, de nuevo, tras la desastrosa muerte de Gordon. Las arcas viajan en el nuevo océano que ha aparecido sobre lo que era Asia hacia África…
Finalmente, cuando la película está concluyendo (2 horas y 17 minutos), se nos muestra que tras los cambios producidos en la Tierra, el día 27 del mes 1 del año 1, uno de los personajes lee un pasaje del libro ‘Adiós, Atlántida’, que dice así: Transbordador Atlantis, nuestro último día. Lo único que oímos es el sonido de nuestra propia respiración, que nos recuerda que seguimos compartiendo nuestro pasado, nuestras esperanzas e ideas. Y lo curioso es que esta mañana nos dimos cuenta que, de una forma u otra, todos tenemos parientes en Wisconsin. El final.
Arriba: captura de la película.
En el minuto 13:13 de la película, cuando se han producido las primeras grietas por culpa de los movimientos sísmicos causados por la variante actividad solar, una señora se dirige a su marido y le dice: Merrill, te lo dije, tenemos que volver a Wisconsin.
Cuando la película lleva una hora y 33 minutos, se anuncia que el planeta ha sufrido una inversión de los polos: Los polos de la Tierra han invertido sus polos magnéticos. Estas son sus nuevas posiciones. El polo sur está en Wisconsin.
El final.
Acaba aquí la breve interpretación de la película 2012. A aquellos lectores interesados en la comprensión simbólica de la realidad, sólo puedo recomendarles que visionen con ojos reflexivos las siguientes películas, pues tienen mucha miga, y ayudan a comprender el valor de las imágenes como transmisor (positivo o negativo) de información:
Magnolia http://www.imdb.com/title/tt0175880/
Donnie Darko http://www.imdb.com/title/tt0246578/
Señales del futuro http://www.imdb.com/title/tt0448011/
Entretanto, ya sabéis, los músicos de Titanic siguen tocando alegres tonadas, como si nada anormal estuviese ocurriendo en el planeta Tierra…
Y el próximo año, 2012, volverá a los cines… Titanic, de James Cameron. http://www.tublogdecine.es/noticias/titanic-no-tenia-suficiente-cameron-que-tendra-mas-en-el-2012/21161





Dicho esto, en unas horas (8 de julio de 2011) comenzará, si nada se tuerce, el último viaje del Transbordador Atlantis, que regresará a la Tierra a los doce días. Entonces será el momento de decir, ‘Adiós, Atlantis’

8 comentarios:

perseus dijo...

Genial, Tavo. Me quedo con ganas de volver a verla, incluso de volver a ver LGDLM.

Cuando veo todas estas superproducciones plagadas de símbolos del SC, como este año Thor, X-Men o Insidious (donde de una forma muy realista se trata el tema de los viajes astrales pero retorciéndolo todo para generar miedo y hacer pensar a la gente que todo espíritu que está en otro plano quiere robarnos nuestro cuerpo), no puedo dejar de sorprenderme por la manera tan repugnante que tienen de darle la vuelta a las cosas para engañarnos al mismo tiempo que nos dan muchas claves.

Estoy viendo una serie, The Event, en donde el presidente también es negro y en donde se nos presenta a las sociedades secretas como salvadoras de los extraterrestres, lo cual justifica todos sus asesinatos y manipulaciones.

Me encantan tus análisis de películas.

Tavo Jiménez dijo...

Perseus, te agradezco tu interés por mis escritos. De verdad. Muchas gracias. Un abrazo. Tavo.

zahoryclub dijo...

He de decir, que no encuentro la tienda de campaña que me refugie por un fin de semana de todo lo mundano... Menudo artículo al blog, Tavo. Me sorprende tu capacidad de análisis, tu conocimiento, tu manejo de tanto y tanto conocimiento...
Realmente me has dejado sin palabras. Coincido con el compañero PERSEUS en cuanto a las ganas de volver a ver todas estas películas.
Hablando de series. La última que me ha gustado mucho ha sido Fringe. También V 2009. Cada una con su enfoque, pero con mucho mensaje.

Gracias por escribir, Tavo. Un abrazo.

Tavo Jiménez dijo...

Saludos, Zahoryclub. Espero que hayas encontrado la tienda de campaña, y que ahora estés disfrutando del fin de semana...
Me alegra, como le dije a Perseus, y como le hago saber a quienes comentan en el blog, que os parezca interesante lo que escribo. El objetivo es compartir con vosotros mis propias inquietudes, y que lo que leais os suscite reflexión. Como ya sabes, el universo está abierto a quienes se sienten identificados con él. En el pasado, ese mundo interior universal tendía a expresarse a través de la obra literaria, pero hoy, en plena era audiovisual es del todo comprensible que esa expresión pueda llevarse a cabo a través de una película. Un relato fílmico puede ser un vehículo de muchas cosas, como propaganda, manipulación, denuncia, etc. También lo es de material arquetípico oculto, muy útil para contrastar con lo que acontece en nuestro mundo físico. El objetivo es que, sea cual fuere el caso, seamos lúcidos para saber identificar cada uno de ellos. Un abrazo. Y gracias a ti, y a todos, por leerme. Tavo.

NuMaN dijo...

Me parecen realmente interesantes estos análisis que realizas de películas.En mi casa siempre se analizaba todo lo que los medios nos daban, mi madre siempre vio los simbolismos y sobre todo los dogmas que nos querían imponer sutilmente o no tanto.
Cuando vemos una iglesia antigua y vemos que los artistas burlaban a los censores de la época colocando mensajes cifrados o figuras ambiguas comprendemos que para bien o para mal, los "iniciados" en ciertos asuntos, no podían dejar de imprimir su sello (ya no tan personal tal vez, sino común a sus pares) para quien pudiera interpretar esos signos.Hoy por hoy, Hollywood (holy-wood!) debe ser mirado por las mentes más o menos despiertas, mucho más allá del oropel y las alfombras rojas.Cuidadosamente.
Hay quienes transmiten desde dentro del "sistema de entretenimiento" mensajes muy muy claros, al mismo modo que antiguamente las tallas obscenas se burlaban en silencio de las testas de los sacerdotes.
Más allá de simbologías más intrincadas:Hace un tiempo escribí algo bastante obvio sobre la también bastante obvia y clara "Bugs" o Bichos,de Disney Pixar, por ejemplo la escena donde Hopper le explica a sus compañeros la esencia,el objetivo de ejercer el poder.Aquello de "una hormiga pequeñita no hace nada...etc".

Otro asunto es que muchos mensajes son dados sin pudor dando por descartado que el actual estado de las masas es tal que no saldrían de sus jaulas aunque las puertas estuvieran abiertas.

Perdón por la extensión de este comentario y las obviedades que probablemente hay en él. Un saludo de resistencia!!

Tavo Jiménez dijo...

Gracias, NuMan. ¡Que afortunado tener en casa una madre que te inspira a mirar más allá de lo aparente! Coincido, como es obvio, plenamente con lo que expones. Creo que cuanto más cultivamos la lectura simbólica y arquetípica, mejor podremos entendernos a nosotros mismos, pues nuestra Conciencia, generalmente, se expresa en ese lenguaje tan rico. Un abrazo. Tavo.

Anónimo dijo...

Gracias por compartir sinceramente tus opiniones con nosotros. Dar es recibir.

Viva el Amor por siempre.

Tavo Jiménez dijo...

Gracias a ti por leerlas, anónimo. Tavo.