martes, 3 de agosto de 2010

Stop Wars

Puede que no podamos evitar ciertas cosas que hacen inhumano al hombre. Puede que no podamos parar las guerras, pero nadie podrá evitar que cultivemos la paz.
Sí está en nuestra mano denunciar la retórica que minimiza la gravedad de este estado de cosas; sí que podemos desnudar la mentira que, a través del lenguaje, pretende que la convivencia con la violencia definitivamente acabe convirtiéndose en un paisaje natural. No me cabe duda alguna: vale la pena intentarlo. Edúcate y educa contra la indiferencia y llama a las cosas por su nombre: invasiones, crímenes, psicópatas. No te dejes engañar. Sé igual de inteligente que los hijos de los psicópatas y no acudas a sus citas con el crimen. Con nuestro silencio colaboramos con los (gobiernos) criminales y sus serviles marionetas: Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia, Canadá, Italia, Polonia, Australia, España, Dinamarca, Bélgica, Turquía, Irlanda, Australia, Nueva Zelanda, Singapure, Azerbayán, Hungría, Lituania, Finlandia, Noruega, Suecia, Croacia, Colombia, Rumanía, Georgia, República Checa, Eslovaquia, Armenia, Grecia, Mongolia, Montenegro, EAU, Ucrania, Luxemburgo, Bosnia-Herzegovina, Jordania, Islandia, Austria, Albania, Bulgaria, Estonia, Letonia, Portugal, Eslovenia, Corea del Sur, Suiza.

No hay comentarios: