sábado, 31 de julio de 2010

Ingeniería Social Avanzada

La ingeniería social se define como ‘los esfuerzos por influir las actitudes populares y el comportamiento social a gran escala, sea por los gobiernos o por grupos privados’.
Tratando de buscar una definición que nos permita concretar la tarea emprendida por los creadores del Sistema de Control (SC), en su propósito de influir sistemáticamente –según sus necesidades- sobre la población mundial, partí del término ingeniería social.
¿Qué es ingeniería social? Definición más completa:
http://es.wikipedia.org/wiki/Ingenier%C3%ADa_social_(ciencias_pol%C3%ADticas)
Y entendí que, en base a las circunstancias del SC, estábamos ante una verdadera ingeniería social avanzada (ISA) que alcanza e impregna todos los ámbitos de expresión del ser humano. El origen y propósito de esa impregnación no es un asunto del cual las elites son conscientes, si bien sus intereses y apetitos humanos se adecuan a dichos propósitos, sirviéndolos.
Ya sabemos que el conocimiento acerca del cómo el SC se expresa en esta realidad material es la única vía eficaz para –mediante el proceso de concienciación- desarrollar la tarea de descondicionamiento individual. Así que prestemos atención y observemos nuestros pensamientos y actos, y pulamos todo ello para adecuarlo a nuestro sentir de ser.

1-Ingeniería Social Avanzada en la manifestación del ser.
2-Ingeniería Social Avanzada respecto al futuro (contacto, ecología, tecnología)

1-Ingeniería Social Avanzada en la manifestación del ser

Muchos de nosotros apostamos por el sentido común (y la sencillez) como la expresión más coherente del ser en su hogar, nuestro templo-cuerpo. De ese modo, yendo más allá del paradigma en el que éramos meros receptores de una retórica (uso impropio del lenguaje escrito o hablado que pretende conmover o persuadir) que nos convertía en maleables esclavos, nos hemos propuesto ser reflexivos y observadores; el objetivo de ello no es otro que advertir cómo y dónde se manifiesta esa manipulación, los efectos –a niveles físicos- de esa ISA.
Y comprendimos que, hasta hoy, una de las lacras que hemos arrastrado ha sido el no haber identificado que las deducciones intelectuales –consecuencia del ejercicio de la sensatez, la observación y la reflexión- eran las expresiones del propio ser.
Esa lacra (no haber identificado que el ser se expresa en la sencillez, en lo doméstico y cotidiano) venía determinada -entre otras razones- por causa de la deformación propia de convivir en un paradigma de enajenados (privados de juicio), hacia los cuales no nos creíamos con derecho moral a calificar sus actitudes como fruto de una ‘leve’ psicopatía (anomalía psíquica por obra de la cual, a pesar de la integridad de las funciones perceptivas y mentales, se halla patológicamente alterada la conducta social del individuo que la padece). A decir verdad, la definición que entre paréntesis he expuesto sobre qué significa psicopatía, merece una matización: hablando en términos generales, la inmensa mayoría de la humanidad no goza de una íntegra función perceptiva. Perceptibilidad: cualidad de perceptible (que se puede comprender). Por lo que se entiende que todos, en mayor en menor grado, estamos sometidos a una patológica alteración de nuestra conducta social que –en nuestro caso- tratamos de corregir con el descondicionamiento.
Este lento proceso de descondicionamiento nos ha de ir conduciendo a superar –poco a poco- una cultura ambiental que se sostiene en muchos pilares de ignorancia, dos de los cuales tratamos aquí:
Primero. Creíamos que todos los seres humanos procedían del mismo hogar.
Segundo. Estábamos convencidos de que el ser (simbólico 80 % que no está en nuestro cuerpo-templo) se manifestaba en unos términos más sofisticados, puesto que sólo teníamos como referentes los autodenominados seres o maestros espirituales procedentes de la cultura religiosa oriental, y el modelo crístico, cuya figura principal ha sido la versión adulterada (por la lectura literal que de sus hechos se hace) que hemos recibido del ser del ejemplo (Cristo), dos mil años atrás.
Mi alegato a favor de reivindicar el rol del Cristo nace, entre otras razones, tras haberme preguntado sobre el interés del SC por blindar su imagen con unos ropajes determinados, que rompían la posible afinidad de los Moradores del Cielo con el mismo. Si el SC se esmera en poner falsos ropajes (literalidad y unicidad) sobre una figura de la que se declara exclusivo representante en la Tierra, no debe ser por algo intrascendente.
Se entiende que la lectura literal (en el ámbito religioso) de los hechos representados por el Cristo (así como la interesada selección de los textos sobre su figura), es algo únicamente beneficioso para el SC; pues el Morador del Cielo (bombardeado desde la religión y el Hollywood evangelizador), al contrastar su realidad diaria –viviendo en un cuerpo/templo que no realiza prodigios- se veía en desventaja frente al Cristo que todo lo sabe, todo lo puede. Y esa desventaja conducía, inexorablemente, hacia la falta de confianza en sí mismo, pues sigue considerando que el ser no es lo que él vive en la sencillez cotidiana, sino que el ser se manifiesta en términos más sofisticados, con capacidades para modificar la realidad física.
Pronto os resumiré uno de los cuatro textos más importantes que tenemos sobre el Cristo. Se trata del Evangelio de Juan, que es completamente diferente a los otros tres. La diferencia reside en el interés del autor de este cuarto libro por mostrar a un Cristo que es la personificación de la Vida-Conciencia (el ser, Morador del Cielo), frente al modelo cultural y religioso imperante. Juan nos muestra hechos de Jesús que no pueden ser comprendido sino arquetípicamente. De otro modo, con la lectura literal, sólo leeríamos un conjunto de hechos inimitables, algunos de los cuales parecen casi estupideces sin sentido.
Podría decirse que –sabiendo ‘ver’ y sabiendo ‘escuchar’- en lo que vais a leer (tan pronto como lo pueda realizar), os acercaréis al nutriente, yendo más allá de la literalidad; después de todo, cuando dije antes que este texto se enfrenta al ‘modelo cultural y religioso imperante’ en aquella época, no estaba sino diciendo que también el Cristo –tal como aquí aparece- se enfrentó al paradigma cultural-religioso que consideraba que el ser era otra cosa diferente a la que él mostraba. ¿Veis el paralelismo con la actualidad?
2-Ingeniería Social Avanzada respecto al futuro (contacto, ecología, tecnología)

Obviamente, el apartado anterior está directamente vinculado a este otro. (Para mayor información leer el artículo ‘El Comité de Bienvenida’: http://tavojimenezdearmas.blogspot.com/2010/07/el-comite-de-bienvenida.html)
Veamos cómo se describe la relación entes-humanos y el posible contacto, según el paradigma predominante, cuyas premisas esenciales –defendidas desde el mundo alternativo- son estas dos:

*Quienes miran al cosmos y sólo ven seres bondadosos justifican que el contacto no ha llegado aun ‘por ser el humano inmaduro’, no preparado para un contacto formal con seres de otros mundos. No obstante, esta posición es completamente absurda. ¿Podemos considerar que el ser humano no debe ser escandalizado con la presencia de inteligencia sobrehumana, cuando diariamente está siendo escandalizado con el esclavismo al que está sujeto? Además, os recuerdo que hay cientos de millones de personas que claman por la llegada del Mahdi (Islam), la aparición del Mesías (Judaísmo), el regreso de Cristo (Cristianismo). ¿Cómo no van a estar abiertos de mente a ese respecto?
Os propongo veáis el siguiente video http://www.youtube.com/watch?v=MZ-PGG0Ma-U&feature=related, desde el minuto 4:07 hasta el 5:00, en el cual su autor interpreta que la humanidad no está preparada para aceptar que no está sola. Sostiene el autor que un hipotético contacto depende de dos elementos: que exista un número suficiente de personas que pidan su intervención (de nuevo la cantidad como valor supremo frente a la calidad de unos pocos), y que los líderes políticos estén dispuestos a ello. Nótese que esto último es una nueva estupidez, aunque muy sutil y fácil de colar a quienes están poco cultivados. Resulta que la hipotética intervención está en manos de los políticos, quienes son, evidentemente, falsos representantes del ser humano. ¡Estupendo!

*Los seres que nos visitan proceden de otros mundos, y ‘tienen prohibido inmiscuirse’ en el futuro de los hombres. Esta premisa está muy generalizada, dando por hecho que hasta hoy no hemos sido externamente intervenidos por entes involucionistas. Os recuerdo que las evidencias son abundantes en contra de esta premisa (la que defiende que el SC no existe). Esa prohibición también alcanzaría –según los defensores de esa hipótesis- a los entes evolucionarios; sin embargo, aquí estamos nosotros, interfiriendo sobre el ser humano (si bien de un modo distinto al que esperaría el SC y el ser humano). Os añado la opinión de los casiopeos de Laura Knight, que me parece muy apropiada, pues es un modo muy correcto de acercarnos a la comprensión del SC:

Casiopeos: Que aun si fuera imposible viajar a velocidades iguales o mayores que las de la luz - y hay que aclarar que sí es posible - no hay ningún motivo que impida a una raza alienígena construir un "arca" espacial y vivir durante varias generaciones dentro de la misma. Podrían viajar grandes distancias a través del tiempo y del espacio en busca de un mundo susceptible de ser colonizado. Una vez localizado el mismo, podrían instalar esta arca en una órbita distante, construir bases en varios planetas sólidos dentro del sistema solar, y proceder a manipular pacientemente a las civilizaciones escogidas hasta desarrollar una adecuada infraestructura tecnológica. Luego, habiendo instituido un proyecto a largo plazo y en gran escala para realizar una lenta y sutil programación mental, podrían simplemente infiltrarse y tomar control directo una vez que la situación fuera propicia.
Laura: ¿Es esto, de hecho, lo que ha sucedido, o está sucediendo?
Casiopeos: Podría ser, y tal vez ha llegado el momento de que conozcan a fondo los detalles.
(La Onda, Laura Knight)

Llegados a este estado de cosas, si usamos nuestro entendimiento y somos lo mínimamente críticos que se espera de individuos que han sustituido fe por conciencia y confianza, tenemos que:

*Aunque las dos falsas premisas antes mencionadas lo omitan, este es (al menos en lo que concierne a los moradores del cielo- un paradigma de decapitados. Entendiendo por ello que nuestra cabeza-conciencia (80 %) no ha estado –hasta hoy- de manera continuada en la dimensión material. Somos –en términos de Humanidad- un paradigma de enajenados mentales sometidos al SC (habiendo instituido un proyecto a largo plazo y en gran escala para realizar una lenta y sutil programación mental).
Respecto de una hipotética intervención, siempre defenderé lo que el buen juicio dicta: más que intervención directa y externa, presencia de esos seres a través de sus cuerpos-templos, nosotros (20 %), los seres en proceso de fusión con su restante (80 %). Lo cual no excluye que, una vez los seres habitan plenamente sus templos, se produzca una presencia externa de apoyo.
Lo cierto es que, como podéis observar, cada vez se consolida con mayor fuerza una avanzadilla pro-contacto, un conjunto de personas escasamente críticas, ausentes –diría- del conocimiento sobre el verdadero contenido energético, arquetípico y metalógico, del tiempo que estamos viviendo. He aquí una muestra sobre ello:

‘Una vez más hemos recolectado una impresionante variedad de informes de avistajes de Ovnis y notamos algunos interesantes artículos en los principales medios. El reconocido científico Stephen Hawking efectuó algunos puntos válidos al advertir que mientras existe abundante evidencia que sugiere que es “perfectamente racional” asumir que hay vida inteligente en otros lugares, es peligrosamente presuntuoso creer que los extraterrestres se presentarán ante nosotros para cubrirnos de amor y luz. Hawking carece de mentalidad crítica de la naturaleza híperdimensional del universo o lo evita estratégicamente haciendo notar su conocimiento. Señaló, “Si los aliens nos visitan, el resultado sería similar al momento que Colón llegó a América, lo cual no resultó demasiado bien para los Nativos Americanos”. La advertencia de Hawking encaja con una tendencia cada vez mayor hacia la revelación pública del fenómeno Ovni. De manera intrigante, el mismo día que sus puntos de vista fueron publicados, el ex ministro de defensa canadiense Paul Hellyer brindó un discurso en una conferencia de exopolítica para refutar la opinión de Hawking que los "aliens" podrían estar "buscando conquistar o colonizar" nuestro mundo:
“Él (Hawking) está involucrándose en un discurso bastante atemorizante aquí y me hubiese gustado que no provenga de alguien con semejante reputación. [...] la realidad es que ellos (aliens) han estado visitando la tierra durante décadas y probablemente durante miles de años y podrían haber contribuido considerablemente a nuestro conocimiento”.
(Artículo completo: http://senalesdelostiempos.blogspot.com/2010/07/atando-cabos-el-regreso-de-la-locura_14.html)

Como se puede observar, las palabras de Hawking han sido recibidas de manera muy crítica por parte de los pro-contacto. Véase que las palabras de Paul Hellyer son las propias de quien desconoce por completo la existencia del SC, pues simplifica la cuestión en estos términos (de evento): la realidad es que ellos (aliens) han estado visitando la tierra durante décadas y probablemente durante miles de años y podrían haber contribuido considerablemente a nuestro conocimiento. ¿A qué conocimiento se refiere, cuando en términos espirituales seguimos en la Edad de Piedra, con religiones grupales, separatistas, discriminatorias? ¿No se estará refiriendo a esto que dicen los casiopeos?: manipular pacientemente a las civilizaciones escogidas hasta desarrollar una adecuada infraestructura tecnológica. Yo así lo creo.
Si los seres que contactan con los humanos (que a su vez están difundiendo la idea del contacto) han estado ayudándonos o están dispuestos a hacerlo ahora, ¿por qué no le hacen saber a sus contactos terrestres lo que yo os he hablado? ¿Por qué no describen la realidad en términos de humanos decapitados, desposeídos de su soberanía? ¿Por qué tratan a los humanos como si fuésemos seres completos (80 % y 20 % ya unidos), capaces de hacer uso de nuestras enteras capacidades? ¿Por qué no comienzan revelándole al ser humano que existen hombres y mujeres psicópatas que son los que se encargan de generar los conflictos que canalizan las emociones a los creadores del SC? ¿Por qué no les mencionan que gran parte de la enajenación a la que estamos sometidos nace del desequilibrio ‘amad a los demás como a vosotros mismos’, habiéndosele dado más énfasis a la primera parte de la frase, para que el humano creyese que todo se combate suministrando amor? ¿Por qué han suprimido el conocimiento sobre nuestra enajenación mental y emocional, sustituyéndolo por consentir, venerar, depender, ejercer fe, etc? ¿Por qué, si son seres evolucionarios los que desean el contacto, no denuncian que los dioses a los que el humano sigue rindiendo pleitesía son falsos?
Y, por último: ¿A qué viene este súbito interés de los seres cósmicos por la ecología, cuando desde hace milenios el hombre es lobo para el hombre, y desde hace décadas estamos expuestos a una aniquilación nuclear, asuntos ambos más graves que un cambio climático que proviene de fuera de la Tierra? Que me lo expliquen…
Todo el mundo en la galaxia sabe que en este planeta nuestro no hay guerras, ni esclavitud económica, manipulación política y religiosa, ni nada que se le parezca. A Dios gracias, nuestra única preocupación es el medio ambiente. Lo demás, ni tocarlo, pues hemos aprendido a convivir con ello (en nuestra mente). Ahora, lo que importa es esta tardía y repentina preocupación ecológica por parte de los aliens. Y viene a coincidir, ¡como son las cosas!, con la oficialización del problema, pues la defensa del medio ambiente es cosa de estado (y las finanzas, claro), de los señores que gestionan el SC.
Así, los entes que se muestran, contactan, tratan a los humanos como si éstos no fueran seres ‘decapitados’, enajenados por un síndrome de Estocolmo producto del SC. Si estamos hablando de entes positivos, ¿no debieran advertir al ser humano de esto? ¿No sería más útil que –puesto que repiten hasta la saciedad que no pueden ir contra nuestro libre albedrío e intervenir- advirtieran al hombre y la mujer de la tremenda manipulación de la que somos víctimas desde hace milenios? ¿No sería más práctico que el escaso tiempo del contacto o la canalización se dedicara a la instrucción del ser humano, enseñándole cuáles son los medios externos por los cuales se le filtra el miedo a la destrucción? ¿Cuál es el motivo de su afán por definir el contacto en términos tecnológicos? ¿Acaso no es evidente que las elites humanas están empujando al hombre y la mujer a transformarse en seres transhumanos?
¿Por qué despilfarran su precioso y escaso tiempo de contacto en propaganda ecologista hacia los esclavos? Si eso es intervenir (supuestamente de manera positiva), ¿por qué no hacen lo propio con los guardianes de la granja, que sí tienen los medios adecuados para tomar decisiones en defensa del medio ambiente? ¿Acaso no es absurdo que el mensaje vaya a las clases populares, que lo único que tienen en sus manos es reciclar vidrios y botes de leche?
¿No será que estamos ante un paso más de Ingeniería Social Avanzada, que pretende ir más allá de las proclamas políticas humanas, dando a la defensa del medio ambiente una prioridad superior, suprema, asunto imprescindible a juicio de inteligencias sobrehumanas? ¿Será que, ante los cambios cósmicos que repercuten en la Tierra, es preciso seguir con la farsa y distraer al humano en luchas y objetivos inútiles, en la acción contra un cambio climático que no puede ser frenado por la mano del hombre?
¿Por qué los entes se enfocan en la apariencia, como los curas cuando entra una mujer con escote o minifalda en su templo? Tal vez, la respuesta a esta pregunta esté en el texto de los casiopeos antes expuesto.
Por otra parte, los líderes políticos, o bien son conscientes de ello, o están siendo conducidos inconscientemente –cegados por su propia ambición- a condensar el poder en cada vez menos manos, con el fin (objetivo de las elites) de simplificar el diálogo directo y evitar el conflicto de unas masas descontroladas (objetivo de los entes). Todo sea por el dichoso contacto que ellos –los seres supuestamente evolucionados- proyectan.
Os añado un último texto interesante. Es de Laura Knight, y es acerca de lo inútil del pensamiento –creado por el SC- sobre la defensa suprema de la Tierra sobre cualquier otra consideración:

‘Nótese con cuidado, que nunca se hace la sugerencia de que el País Lejano (Tavo: se refiere a la Tierra en término de espacio que representa la separación entre las criaturas y Dios Padre-Madre – Fuente Creadora) vaya a dejar de existir, o de que vaya a ser destruido o transformado en manera alguna. Aquellos que aspiran a "cambiar el mundo" se afanan en vano. Este es como es por una razón: representa una oportunidad de experimentar y aprender del riesgo de terminar en una porqueriza, de manera que podamos apreciar en forma cabal nuestra posición en relación a la de los otros seres de la creación.
De nuevo, hago notar cuidadosamente que en la historia, cuando quiera que el Hijo Pródigo (Tavo: véase la parábola en Evangelio de Lucas, capítulo 15, versículos del 11 al 32) buscó ayuda dentro de los confines del País Lejano, el resultado fue que se le envió a alimentar y cuidar de los cerdos. Esto es muy importante. El camino de regreso a casa debe ser precedido por el despertar a nuestra condición de exiliados (Tavo: producto de enajenación), y por el empeño dedicado de ponernos en camino por nuestro propio esfuerzo (Tavo: preponderancia del largo y continuo proceso sobre el breve y puntual evento de salvación que proclaman los pro-contacto). Solamente entonces podemos contar con que se nos envíe la ayuda requerida.’
En definitiva, menos aspiraciones de contacto y más sentido común.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Bravo, Tavo.

Genial, me ha encantado y, como siempre, no puedo estar más de acuerdo contigo.

Pablo

Anónimo dijo...

Me alegra que sea de tu interés, Pablo. Gracias. Tavo.