domingo, 3 de enero de 2010

Laborioso trabajo de los psicópatas (2)

¿No os resulta sospechoso que la Guerra de Afganistán, comenzada en 2001, siga sin resolverse a pesar de contar allí con el ejército más poderoso nunca visto, ayudado por las fuerzas militares de más de cuarenta países?
AFGANISTÁN
El actual presidente afgano es el corrupto Hamid Karzai, antes a sueldo de la petrolera Unocal y la CIA, cuando recibía fondos para combatir a los soviéticos (1979-1989).
En 2010 habrá en Afganistán, dando forma a la ISAF (Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad), unos 150 mil efectivos militares. La ISAF actúa (en el marco de la ONU) según los dictados de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte), y éste a su vez, según los dictados del Pentágono. La ISAF es la primera y más poderosa operación de la OTAN fuera de territorio europeo, y engloba a 37 países. El Comandante en Jefe de la ISAF es el General Stan McChristal,
En Iraq la ISAF se limita a entrenar a las fuerzas de seguridad de ese país. Fue la oposición de algunos países (Alemania a la cabeza) integrantes de la OTAN a actuar en Iraq, la que disuadió a la organización a involucrarse directamente en la invasión llevada a cabo por EEUU y Reino Unido.
Por petición de la OTAN al gobierno colombiano en el año 2008, se solicitó la presencia de tropas del Ejército Colombiano y expertos en anti-minas y anti-narcóticos para participar en esta labor que se desarrolla en la región bajo la jurisdicción del Ejército de España, debido a su gran experiencia en estos temas, mayor a la del resto de países que conforman la OTAN. El 20 de febrero de 2009 fue aprobada la participación del Ejército Colombiano en la ISAF bajo bandera española como lo afirma el comandante de las FF.MM. de Colombia; inicialmente se enviarán 150 hombres expertos en anti-minas, anti-narcóticos, y posiblemente en operaciones de fuerzas especiales; aún no se ha confirmado la fecha del envío de estas tropas. Colombia por cuestiones de no pertenecer geográficamente a la región del Atlántico Norte y, al mismo tiempo, ser un país suramericano, sería el único en realizar esta clase de misiones de apoyo y alianza militar en el mundo bajo la bandera de una nación perteneciente a la OTAN. El logo de la ISAF dice en lengua pashto (hablada en Afganistán y Pakistán): Komak wa Hamkari, que significa Ayuda y Cooperación.
GENERAL STAN MAcCHRISTAL
Nosotros mantendremos el poder militar dominante estadounidense, y mantendremos la mejor fuerza de lucha que el mundo nunca haya visto, dijo Obama el 22 de mayo de 2009, ante la Academia Naval de EEUU.
Desde que comenzó la Guerra Contra el Terror en 2001, USA ha desplazado a Iraq y Afganistán un millón y medio de soldados. Según estimaciones del The Washington Post, sobre un 20% de los soldados que han estado en zonas de guerra regresa con daños psicológicos.
En Afganistán las riendas las lleva el General Stan McChrystal, quien durante cinco años dirigió el Comando de Operaciones Conjuntas Especiales del Pentágono (JSOC), marco operativo de las decisiones criminales del Vicepresidente Cheney. McChrystal fue colocado en Afganistán por Robert Gates el 15 de junio de 2009. Entonces, el General envió un documento (20 septiembre 2009) de 66 páginas a Gates, solicitando más tropas en Afganistán, alrededor de 40.000 efectivos. Actualmente hay bajo el mando de la OTAN 71.500 efectivos en el país (otras fuentes hablan de cien mil), 35.000 de cuales son estadounidenses. Obama decidirá qué hacer sobre la petición del General, si bien los 28 países de la OTAN decidieron –en la Cumbre de Bratislava (octubre de 2009)- esperar a que el presidente USA tome una decisión tras Acción de Gracias. En el último año, la OTAN ha duplicado su ejército en Afganistán.
Además, Kai Eide, el enviado especial de la ONU en el país opina igual que el General McChrystal. Es lógico, Eide fue embajador noruego en la OTAN (2002-2006). Conviene saber que otro funcionario de la ONU, su adjunto Peter W. Galbraith, acusó a Eide de apoyar y encubrir el fraude electoral afgano que dio la victoria a Karzai. Por esa razón se le cesó en su cargo.
‘Peter Galbraith fue un asesor clave del gobierno kurdo iraquí durante las negociaciones del año 2005 sobre una constitución nacional. Galbraith ayudó a los kurdos a imponer disposiciones que aseguraban el control sobre la riqueza petrolera independientemente del gobierno central de Bagdad. No obstante, el mes pasado (octubre de 2009) un periódico noruego (Dagens Naeringsliv. También el The New York Times) reveló que el diplomático podría ganar más de cien millones de dólares por su participación en una empresa petrolera noruega y en un yacimiento petrolero kurdo potencialmente lucrativo en el norte de Irak. Galbraith trabajó para esta empresa petrolera, DNO, al mismo tiempo que participó en las negociaciones sobre la constitución de Irak.’ (Democracy Now!, titulares 1 de noviembre de 2009)
Seymor Hersh, periodista, ganador del Pulitzer por reportar la matanza de My Lai (Vietnam), afirma que McChrystal tenía licencia para asesinar, dando cuenta exclusivamente a Cheney, sin informar al Pentágono ni a CIA, ni a agencia alguna. Hersh sigue: El ‘ala de asesinatos ejecutivos’ buscaba, identificaba y liquidaba, en cualquier parte del mundo, a ‘enemigos del Estado’. Además, el grupo de McChrystal perpetró asesinatos en 12 países sin que se enteraran los jefes de estación de la CIA o los respectivos embajadores americanos en esos países.
Actualmente, pues, McChrystal es el Comandante de la OTAN en Afganistán, mediante la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF).
¿QUÉ PAISES ESTÁN PRESENTES EN AFGANISTÁN, BAJO EL MANDO DEL GENERAL STAN McCHRISTAL?
OTAN: Albania, Bélgica, Bulgaria, Canadá, Croacia, R. Checa, Dinamarca, Estonia, Francia, Alemania, Grecia, Hungría, Islandia, Italia, Latvia, Lituania, Luxemburgo, Países Bajos, Noruega, Polonia, Portugal, Rumania, Eslovaquia, Eslovenia, España, Turquía, Reino Unido, EEUU.
EAPC: Consejo de Cooperación Euro-Atlántico: Austria, Azerbaiyán, Bosnia y Herzegovina, Finlandia, Georgia, Irlanda, Suecia, Ucrania, Macedonia.
Hay otros países que no forman parte ni de la OTAN ni de la EAPC, y sin embargo están presentes. Son estos: Australia, Jordania, Nueva Zelanda, Singapur, Emiratos Árabes Unidos.
Así mismo, se espera la participación de otras naciones: Armenia, Colombia, Kazakhastan, Mongolia, Montenegro, Corea del Sur.
27 de noviembre de 2009: Dimite Ministro Defensa Alemán por ocultar masacre en Afganistán:
Dimite el que fuera ministro de Defensa alemán, Franz Josef Jung, por el ocultamiento de víctimas civiles en el bombardeo de dos camiones cisterna en Afganistán (Kunduz, septiembre de 2009). Ya le había costado el puesto –un día antes- al Jefe del Estado Mayor del Ejército, General Wolfgang Schneiderhan, que se sentaba en el Comité Militar de la OTAN.
‘Pocas horas después del desgraciado bombardeo del 4 de septiembre en Kunduz, el ejército alemán ya disponía de informes sobre víctimas civiles, pero Jung dijo el día 5 que, "según todas las informaciones que dispongo en este momento, todos los muertos son terroristas talibán". El mismo día el comandante de las fuerzas americanas hablaba de víctimas civiles, pero el día 6 el portavoz de Jung continuaba insistiendo en que, "seguimos sin información sobre muertes civiles". El 7 de septiembre, Jung dijo que "está claro que el grueso de las víctimas son taliban", pero, por primera vez admitió, "no se puede descartar que también haya civiles". El 10 de septiembre, seis días después, aun insistía en que había que "esperar los resultados de la investigación" para saberlo. La realidad era que los documentos del ministerio y un vídeo militar, conocían la existencia de víctimas civiles desde el 4 de septiembre.’ (La Vanguardia, 28 de noviembre de 2009)
¿QUIÉN LLEVA LAS RIENDAS EN ESTADOS UNIDOS?
Secreto a Voces: El Golpe de Estado Militar de Robert Gates en Estados Unidos. Por Ernesto Villegas Poljak:
Hasta tanto una entrevista que le hice a Meyssan (Red Voltaire) para Telesur no fuese transmitida por ese canal, que la difundió el 19 de enero de 2009, víspera de la toma de posesión de Barack Obama, no quise escribir nada sobre el particular, por respeto al "derecho de primicia" que lógicamente asistía a la antena que controla Andrés Izarra. Me amarré los dedos para no hacerlo, y por fortuna no lo hice, porque a medida que transcurrió el tiempo surgieron nuevos elementos que ustedes se harán su propio juicio, abonaron cada vez mayor verosimilitud a la versión que Thierry Meyssan maneja acerca de lo que se esconde detrás de la llegada del primer descendiente de africanos a la Casa Blanca. Confieso que al principio lo escuché con cierto escepticismo, tal vez por las reservas que frente a la teorías conspirativas sobre del 11-S me manifestó hace unos años el académico estadounidense Peter Kornbluh, director del National Security Archive´s, de la Universidad George Washington, autor de reveladoras investigaciones sobre, por ejemplo, los crímenes de Pinochet y los ataques de EEUU hacia Cuba. Un tipo progresista que goza de todo mi respeto. Sin embargo, los hechos, testarudos ellos, hicieron que las palabras de Thierry Meyssan resonaran en mi mente como un grito de alerta al menos un par de veces durante todas estas semanas. Y yo sin poder contarlo públicamente.
En dos platos, Meyssan me dijo en noviembre que un par de años atrás, el 18 de diciembre de 2006, se produjo en las alturas y trastiendas del poder de EEUU un golpe de Estado. Sí, así como suena. Un golpe de Estado. Su única expresión visible, según el francés, fue la discreta salida de Donald Rumsfeld y su relevo por parte de Robert Gates en la Secretaría de Defensa, o sea, en el PentágonoGates, ex director de la CIA, inscrito en el Partido Republicano, habría llegado allí en hombros de los militares gringos para convertirse en una suerte de "hombre fuerte" detrás del gobierno de EEUU, al más puro estilo latinoamericano, llámese como se llame el ocupante de la Casa Blanca. ¿Las razones? Los militares reaccionaron de esta forma ante la amenaza que contra sus intereses corporativos supuso la política aplicada por Bush, a través de Rumsfeld, para llevar a cabo la ocupación militar de Irak. El empleo de mercenarios civiles, conocidos como "contratistas", en las actividades bélicas propias de los militares profesionales fue un buen negocio desde el punto de vista económico, pues atenuó los gigantescos costos de la guerra, pero estableció un precedente negativo para los militares de carrera, que se vieron a sí mismos, en perspectiva, en peligro de extinción. Meyssan explica que los mercenarios reciben una paga bastante superior a la oficialidad y la tropa regular, pero en conjunto le salen más baratos al Tesoro de EEUU. "Un mercenario no tiene jubilación, los oficiales sí. Si un mercenario es herido, se acabó su contrato. Si el herido es un soldado profesional, debes atenderlo y eventualmente pensionarlo", ilustra. Ideal desde el punto de vista económico, la política de privatización de la guerra terminó por enfrentar a la camarilla gobernante en EEUU con el estamento militar, una tensión que según Thierry Meyssan se resolvió a favor de éste último, que impuso a Bush la designación de Robert Gates y la paulatina reversión de aquella política. El escritor francés sostiene que no se trató simplemente de un relevo de rostros y políticas, sino de un verdadero golpe de Estado que trasladó el poder efectivo de la Casa Blanca hacia el grupo de militares que rodea a Robert Gates en momentos en que la hegemonía económica, política y militar de ese país sobre el resto del planeta se ve amenazada por la grave crisis en que entró, sin muchas perspectivas de salida, el sistema capitalista que le da sustento.
Un dato que eriza. Un chiste de factura latinoamericana dice que en Washington nunca hay golpes de Estado por la sencilla razón de que es la única capital del continente americano donde no existe una embajada de EEUU. Hasta en La Habana funciona una Sección de Intereses. Esa imagen me hizo archivar las conclusiones de Thierry Meyssan como una posible exageración. Pero cuando Barack Obama, todavía presidente electo, a apenas un mes de haber ganado las elecciones, anunció el 1 de diciembre de 2008 que dejaría a Robert Gates un año más al frente de la Secretaría de Defensa, las exageraciones del francés comenzaron a dejar de parecerme tales.Impresión que se desvaneció por completo cuando leí, asombrado, que Robert Gates sería el único alto funcionario del Gobierno de Obama que no asistiría a los actos de su toma de posesión en Washington. ¿La razón? Bush, en acuerdo con Obama, lo designó como "administrador", una figura que lo colocó como tercero en la línea de sucesión presidencial en EEUU. "Si matan a Obama y a su vicepresidente John Biden, Robert Gates será el hombre al mando", reportaron las agencias de noticias, como si fuera un detalle de menor importancia, típico de un traspaso de mando más en Washington. No sé a ustedes, pero sólo leerlo me erizó. ¿Tendría razón Thierry Meyssan? ¿Será Obama un presidente prisionero de Robert Gates y sus generales? ¿Tendrá, como decimos en Venezuela, que bailar pegado para que no lo maten? ¿Le tienen el ataúd preparado? ¿O hará lo que otros decidan para salvar el cuello? ¿Exageraciones? Los días por venir irán aclarándolo. Por lo pronto, ha aumentado el respeto que sentía por Meyssan, quien suele publicar sus artículos en www.voltairenet.org, una página alternativa que él mismo dirige. Su abuelo, por cierto, era un coronel francés que comandó las tropas de la ONU en Israel, en 1948, cuyo vehículo fue atacado con bombas por un grupo extremista hebreo Irgum, donde perdió la vida un superior suyo. El jefe de los atacantes era Benjamín Emmanuel, el papá de Rahm Emmanuel, un político de doble nacionalidad (israelí y estadounidense) al que Barack Obama nombró como su jefe de Gabinete.

2 comentarios:

newco dijo...

buen analisis tavo, y enhorabuena por tu vuelta a escena, ahora eres necesario, todos lo somos

Tavo Jiménez dijo...

Gracias, Newco. Que la Luz nos habite lúcidamente. Tavo.