martes, 3 de noviembre de 2009

¿Qué fue de ti, María Magdalena?

A pesar de que ya cumplió los cuarenta y ocho, Susan Skyward es una de las estrellas más deslumbrantes del Hollywood de finales del siglo XX, y acaba de ganar el premio más importante de su versátil carrera interpretando a María Magdalena.
Aunque su privilegiada condición le permite vivir en una confortable mansión a orillas del Pacífico, en la distinguida península de Palos Verdes, California, su vida conyugal es un completo desastre. Casada con Allan, un ex golfista de élite, los sinsabores de una convivencia viciada por los años y el desamor la han conducido al borde del suicidio. Por si su conflicto sentimental fuese poca cosa, Susan está enfrentada al mar que besa la orilla en que se asienta su hogar; un mar que guarda celosamente un secreto suyo que incluso Allan desconoce.
En pleno invierno y tras haber echado de casa a su marido, se desata la crisis más dramática: decidida a cometer suicidio, Susan se dispone a despedirse por escrito de los suyos; también Allan tendrá derecho a no sentirse culpable por su muerte.
A un paso de tomarse los somníferos que la conducirán al sueño eterno, el azar pondrá en sus manos una postal de singular belleza; en ella se observa un hermoso y colorido valle que, de algún modo, cautiva a la desesperada Susan. El anónimo remitente de la tarjeta se encargará del resto, invitándola a visitar aquel paradisíaco lugar cuyo nombre es Endlessberries, y se encuentra en las montañas del Estado de Nevada. Pero hay algo extraño… no la llama por su nombre, sino por el de su laureado personaje en ¿Qué fue de ti, María Magdalena?...

Este relato puede ser adquirido a través de Internet, mediante la Editorial Ituci Siglo XXI, en la siguiente página: http://www.ituci.com/paginas/libro.php?idlibro=123En la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria la obra está disponible en la Librería Babón, Calle Galicia, nº 32.

Material adicional - Dos videos promocionales de la obra, y una opinión de una lectora:

(Pon en pausa el reproductor musical)


No hay comentarios: